Óscar Rodríguez.   10 julio
El Banco Nacional tendrá cerradas 128 agencias ubicadas en los cantones en alerta naranja. Solo permanecerán abiertas 33 oficinas en el país. En la imagen, la sucursal ubicada en La Uruca, en San José. Foto: Mayela López.

Las principales entidades bancarias, públicas y privadas, mantendrán cerradas más de 380 sucursales ubicadas en los cantones en alerta naranja, a raíz de la pandemia de covid-19.

La mayoría de las agencias que no abrirán sus puertas para atender público, entre este lunes 13 y viernes 17 de julio, están localizadas en la Gran Área Metropolitana (GAM).

La información de los cierres incluyen al Banco Nacional, Banco de Costa Rica, Banco Popular, Davivienda, Scotiabank y BAC Credomatic.

En las zonas en alerta amarilla las agencias sí estarán abiertas, pero mantendrán horarios especiales de atención al público y estrictos protocolos sanitarios para los trabajadores y los clientes.

Las entidades financieras instaron a sus clientes a efectuar sus trámites bancarios por las plataformas electrónicas. Los cajeros automáticos funcionarán con normalidad.

Las oficinas bancarias que permanecerán cerradas, del lunes 13 al viernes 17 de julio inclusive, son aquellas que se ubican en cantones con alerta naranja.

La medida la anunció el Gobierno, este viernes 10 de julio, y aplica para todas las actividades catalogadas como no esenciales, incluida la bancaria, en los 59 cantones en alerta naranja. El objetivo es crear un cerco epidemiológico en la Gran Área Metropolitana para contener los contagios de covid-19.

“El Banco Nacional conoció las medidas en el anuncio de este viernes 10 de julio y se dispone a su acatamiento. Somos respetuosos de las medidas que toma el Gobierno de la República y deseamos que con ellas se logre restablecer un mayor control de los contagios”, manifestó Francisco Gamboa, director de Relaciones Institucionales de la entidad.

La institución pública mantendrá cerradas, la próxima semana, un total de 128 agencias y solo abrirá 33 sucursales en el resto del país, en horario de 9 a. m. a 2:30 p. m, informó la entidad, en un comunicado.

En el caso del Banco de Costa Rica, Esteban Ardón, supervisor de la Oficina de Bienestar Laboral, dijo que una vez dictada la orden del Gobierno procedieron a aplicar los cierres de las oficinas.

En las zonas en alerta amarilla, el BCR mantendrá un horario de atención al público de 9 a. m. a 3 p. m. y bajo estrictas medidas sanitarias.

La entidad efectuará la medición de la temperatura previo al ingreso de las personas, la disposición de alfombras desinfectantes para los zapatos y la obligatoriedad de ingresar con el uso de los cubrebocas, informó la entidad, en un comunicado.

Por su parte, Davivienda informó de que solo mantendrán abiertas las sucursales de Ciudad Quesada, Pérez Zeledón y Limón durante la próximo semana. Las restantes 29 estarán cerradas.

“Nos mantenemos enfocados en tomar decisiones que contribuyan con la buena salud de los costarricenses y la protección en familia”, indicó Arturo Giacomin, presidente ejecutivo de Davivienda Costa Rica.

Desde el Banco Popular hicieron un llamado a todos los clientes a utilizar los canales electrónicos para realizar sus trámites bancarios. En total, la entidad cerrará 80 sucursales.

Sinpe las 24 horas

Precisamente, el Banco Central informó de que durante la próxima semana los servicios del Sistema Nacional de Pagos Electrónico (Sinpe) operarán normalmente.

Carlos Melegatti, director de Sistemas del Pago, informó de que Sinpe tiene la capacidad de tramitar transacciones las 24 horas del día sin ningún tipo de inconveniente.

“El Sinpe está preparado para efectuar procesos masivos. En diciembre, cuando el Ministerio de Hacienda paga los aguinaldos se generan luego millones de transacciones y esto será mucho menor”, afirmó Melegatti.

El funcionario destacó que el cierre de las sucursales bancarias afecta poco al Sinpe, pues son pocas las personas que realizan trámites en el sistema desde las oficinas físicas.