Óscar Rodríguez.   9 julio
Scotiabank confirmó que cerrará las tarjetas de crédito a 20.000 clientes, a raíz de la entrada en vigencia de la reforma que pone topes en tasas de interés a los créditos. Foto: John Durán.

El banco Scotiabank anunció el cierre de las tarjetas de crédito a 20.000 clientes para cumplir con los nuevos topes a tasas de interés, impuestos en la reforma a ley donde se fijan los intereses de usura.

La entidad de capital canadiense informó de que los plásticos serán eliminados en un plazo de seis meses, para lo cual se comunicará directamente con los usuarios.

Asimismo, detalló que efectuarán cambios en sus programas de lealtad de sus tarjetas de crédito; pero no detalló cuáles serán las variaciones.

“Una fracción de la población, debido a las nuevas reformas y adiciones a la ley, buscará alternativas de financiamiento informal, y los bancos tendremos que ser disruptivos para ofrecer al mercado soluciones ajustadas a esta nueva realidad”, informó la institución financiera.

Scotiabank es uno de los últimos bancos privados en revelar las medidas aplicadas para cumplir con la reforma a Ley 7472 (Promoción de la competencia y defensa efectiva del consumidor), la cual, establece, entre otros, que el Banco Central fijará las tasas máximas a las cuales es posible prestar recursos en el país.

El pasado viernes 3 de julio, definió para todo tipo de créditos (salvo microcréditos), las tasas máximas en 37,69%, en colones, y 30,36%, en dólares. Para microcréditos, las estableció en 53,18% y 42,99%, respectivamente. Para créditos en otras monedas será 7,44%.

A raíz de este ajuste, BAC Credomatic, uno de los emisores más grandes de tarjetas en el país, suprimirá 187.526 tarjetas de crédito a 79.789 clientes, cuyas operaciones se vuelven deficitarias para la empresa. Mientras que Banco Promerica también confirmó que valoran la permanencia de 30.000 clientes.