Óscar Rodríguez. 14 marzo
Las medidas de prevención para evitar que se extienda el coronavirus han generado una menor presencia de consumidores en las calles. Este jueves por la tarde hubo poco movimiento en la Avenida Central de San José. Foto: Jorge Navarro.
Las medidas de prevención para evitar que se extienda el coronavirus han generado una menor presencia de consumidores en las calles. Este jueves por la tarde hubo poco movimiento en la Avenida Central de San José. Foto: Jorge Navarro.

Los bancos públicos iniciaron una labor de acercamiento con empresarios del sector turismo y comercial en busca de acciones que frenen los efectos económicos adversos del nuevo coronavirus covid-19.

Gustavo Vargas, gerente del Banco Nacional de Costa Rica (BNCR); y Douglas Soto, gerente del Banco de Costa Rica (BCR), confirmaron a La Nación que, desde esta semana, iniciaron los contactos con sus clientes empresariales para negociar readecuaciones en sus operaciones en operaciones de crédito.

La medida se efectúa con el objetivo de mitigar los efectos adversos de sus clientes por las cancelaciones de turistas extranjeros y la reducción del consumo interno.

La Nación también consultó al Banco Popular las acciones preventivas implementadas, pero al cierre de esta nota no hubo respuesta.

“Esta semana iniciamos un trabajo de contactar a nuestros clientes del sector turismo para saber cómo les afectará, en los próximos meses, la cancelación de reservas para hacer las readecuaciones (crediticias) con tiempo y no esperar que tengan problemas de flujo de caja”, confirmó Vargas.

El funcionario destacó que los efectos adversos dependerán mucho del impacto que tendrá el coronavirus en la economía costarricense los cuales son inciertos por el momento.

El jerarca del BCR confirmó que están en un trabajo de contactar a sus clientes del sector hotelero y de restaurantes, conocer sus situación y tomar acciones la próxima semana.

“Las medidas que podemos tomar son de brindar plazos moratorios, como mínimo por seis meses, para no pagar el principal (del crédito) sino solo intereses. Así como revisar las tasas de interés, si es competente o ver la opción de ampliar el plazo (de la operación)”, confirmó Soto.

Ambos jerarcas destacaron que su normativa interna y la de supervisión les permite efectuar dichas acciones preventivas.

Sin embargo, solicitaron al Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) flexibilizar las reglas de morosidad y de provisiones en caso de que los efectos adversos se extiendan por más semanas.

“En el tema de estimaciones hablaremos con el Conassif, porque si a un cliente, en un mismo año, le hicimos dos arreglos de pago, se vuelve una operación especial. Eso implica más provisiones. Aquí todos tenemos que movernos, tanto la banca como los supervisores”, destacó el gerente del BCR.

Bernardo Alfaro, jerarca de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), confirmó que, el próximo lunes 16 de marzo, presentarán un paquete de medidas al Conassif, las cuales serán anunciadas cuando tengan el visto bueno del Conassif.

Por otra parte, Juan Rafael Lizano, director del Consejo Rector del Sistema de Banca para el Desarrollo, dijo que el sistema está preparado para apoyar las medidas de soporte para el sector productivo, si el Gobierno así lo solicita.

Lizano destacó que ese tipo de ayudas irían dirigidas a los empresarios pymes, a los cuales Banca para el Desarrollo tiene como beneficiario principal.

En tanto, Elian Villegas, presidente ejecutivo del Instituto Nacional de Seguros (INS), confirmó que pedirán la autorización de una nueva póliza, la próxima semana, para atender precisamente a clientes con afectación por covid-19.

La Superintendencia General de Seguros (Sugese) es la que debe aprobar el nuevo producto del INS.