Banca

22 entidades pidieron préstamos especiales al Banco Central para auxiliar a afectados por la pandemia: compare las condiciones ofrecidas

La mitad de los 44 intermediarios financieros supervisados obtuvo aprobación para créditos por un monto global de ¢575.247 millones, el 82,2% del total de recursos dispuestos por el ente emisor

22 de las 44 entidades financieras reguladas en el país pidieron recursos de la facilidad especial de crédito que habilitó el Banco Central de Costa Rica (BCCR), desde el pasado 3 de setiembre, con el objetivo de mejorar las condiciones de los préstamos de clientes afectados económicamente por la pandemia.

Once bancos, nueve cooperativas, una mutual y una financiera presentaron planes ante el Central para recibir la inyección especial de liquidez y dinamizar el crédito privado en condiciones favorables de cara a los primeros meses del 2021.

El BCCR había dispuesto de una bolsa total de ¢697.108 millones para prestarla a los 44 intermediarios financieros regulados con plazos y tasas favorables. De ese monto, finalmente colocaron ¢575.267 millones en manos de la mitad de las entidades del mercado local.

Esto deja un sobrante de ¢121.841 millones que la autoridad monetaria podría volver a colocar en diferentes modalidades a partir del 2021.

El pasado 16 de diciembre, la Junta Directiva del Central concluyó el proceso de aprobación de los planes de uso de recursos de la facilidad especial de financiamiento a mediano plazo (ODP).

Las últimas nueve instituciones que recibieron el aval fueron: Scotiabank, Coopenae, Coopeservidores, Coopeande1, Grupo Mutual Alajuela, Cocique, Cathay, BCT y Coopemédicos, por un monto conjunto de ¢117.056 millones.

Para establecer el monto que se puede prestar a cada entidad, el BCCR utilizó como base la participación de crédito en el sector privado a junio del 2020.

El BCCR informó de que las 22 instituciones se comprometieron a rebajar sus tasas de interés entre 230 y 2.232 puntos base (entre 2,30 y 22,3 puntos porcentuales). También harán ampliaciones en los plazos originales de las operaciones de sus clientes de entre cinco y 15 años.

El conjunto de beneficios aplicados en la banca se traducirán en una reducción de hasta 58% en las cuotas mensuales de los créditos.

Beneficios en la banca

El Banco Nacional recibió la aprobación del Central para optar por un financiamiento de ¢128.293 millones, debido a que a mediados de año registró un saldo de ¢3,7 billones en el crédito privado.

Esta institución revisarás las operaciones de los clientes para determinar cuáles son candidatos a reajustes en tasas, plazos y otras condiciones.

La nueva facilidad para los clientes del BNCR afectados por la pandemia tendrá un plazo mínimo de cuatro años y se enfocarán en empréstitos en colones.

El Nacional aplicará reducciones de 2,8 puntos porcentuales en los primeros tres años; 1,20 puntos porcentuales en el cuarto año; y para el resto del plazo se mantendrán las condiciones negociadas originalmente.

“Este fondo nos permitirá seguir contribuyendo de una forma muy positiva en el alivio financiero que requieren los deudores, pues nuestra entidad podrá aplicar más arreglos de pago y readecuaciones para los clientes empresariales, de micro, pequeña y medianas empresas”, señaló Bernardo Alfaro, gerente general del Banco Nacional, en un comunicado.

BAC Credomatic es el segundo banco que reportó mayor participación en el crédito privado a mitad de año, solo por detrás del BNCR.

Esta entidad tenía, en junio, ¢2,6 billones en préstamos privados, ese monto le permitía pedirle al Central hasta ¢91.387 millones en la facilidad especial. Sin embargo, la autoridad monetaria le aprobó ¢98.9191 millones, es decir, ¢2.468 millones menos de los que podía solicitar.

Con estos recursos, BAC Credomatic se prepara para empezar a colocar créditos a sus clientes afectados por la pandemia, este mismo mes de diciembre.

Ofrecerá readecuaciones de préstamos con una reducción mínima de 2,3 puntos porcentuales en las tasas de interés, sobre todo para personas y pymes.

“Estamos confiados de que podamos empezar a aplicarlos durante el mes de diciembre, y de esa forma ofrecer más opciones de alivio financiero a una cartera de clientes ya seleccionados”, indicó Laura Moreno, vicepresidenta de Relaciones Corporativas de BAC Credomatic.

El Banco de Costa Rica (BCR) tenía una participación en el crédito al sector privado por ¢2,3 billones a junio, eso le permitió obtener luz verde para acceder a ¢80.470 millones provenientes de la inyección de liquidez.

Douglas Soto, gerente general de esta entidad pública, detalló que esperan implementar un ajuste en las tasas de interés para bajarlas en unos 2,30 puntos porcentuales y ofrecer plazos de readecuación de hasta 48 meses.

El BCR también se enfocará en clientes de sectores golpeados por el apagón económico y espera empezar a colocar los recursos a partir de enero del 2021.

“Hemos adoptado diferentes medidas para mitigar el impacto de la pandemia, brindando apoyo a nuestros clientes de manera inmediata, así como promover y acelerar el uso de canales virtuales en donde se pueden realizar transacciones financieras desde casa sin exponer la salud”, añadió Soto.

Cooperativas alistan ayudas

La Cooperativa de Ahorro y Crédito Alianza de Pérez Zeledón R.L. (Coopelianza) podrá financiarse con ¢12.830 millones provenientes del Central.

En esta entidad, cuya cartera de crédito se enfoca en personas físicas asalariadas e independientes, así como organizaciones sin fines de lucro, esperan recibir el primer desembolso de la inyección de liquidez en enero del 2021.

Francisco Montoya, gerente general de Coopealianza, dijo que ese primer tracto corresponde al 25% del monto total, es decir, ¢3.207 millones.

“El objetivo es mejorar las condiciones de tasas de interés para los asociados que, previa verificación, resultaron con problemas o reducciones de ingreso por la pandemia”, agregó el vocero.

De acuerdo con Montoya se enfocarán en planes que permitan bajar los montos de las cuotas mensuales de los clientes, sobre todo de quienes se vieron afectados con reducciones de jornadas e ingresos.

Mientras que en la Cooperativa de Ahorro y Crédito Antonio Vega Granados R.L. (Coopavegra), ubicada en Palmares de Alajuela, pretenden impactar positivamente a sus asociados, la mayoría con préstamos de vivienda.

Krisia Rojas, gerente general de Coopavegra, puntualizó que con este dinero podrán bajar en al menos cuatro puntos porcentuales en la tasa de las operaciones refinanciadas. En los casos donde los tipos de interés son mayores, el recorte también será más grande.

Esta cooperativa percibirá ¢553 millones, monto proporcional a los ¢15.978 millones que reportaron en la participación de crédito privado a junio.

Rojas destacó que como uno de los requisitos para obtener la facilidad del BCCR es no pagar los dividendos o excedentes durante los siguientes 12 meses, la entidad tendrá que aprobar algunos cambios.

“Debemos esperar a cerrar el periodo económico en diciembre 2020 y a tener los estados financieros auditados, para realizar la Asamblea de Delegados y que se tome el acuerdo requerido. Por lo anterior se proyecta iniciar con la utilización de los recursos en marzo de 2021″, comentó la jerarca.

El dinero se dirigirá a los clientes que solicitaron ayuda durante los meses más críticos de cierres y a quienes tengan calificación C1 o mayor de acuerdo con el Reglamento de Calificación de Deudores de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef).

Manuel Avendaño Arce

Manuel Avendaño Arce

Manuel Avendaño es periodista de la sección de Economía y Política de El Financiero.