Fernanda Matarrita Chaves, Jorge Castillo.   6 junio
Karla Miranda acudió a almorzar al restaurante Nuestra Tierra. Ella siguió los protocolos e incluso, decidió usar mascarilla para salir de su casa. El salonero René Pascual, quien también llevaba un tapabocas, les brindó alcohol en gel a ella y a su acompañante, quien prefirió no ser identificada. Foto: Jorge Castillo

Colaboradores y clientes de restaurantes utilizando mascarillas, personal de limpieza desinfectando mesas y sillas con regularidad, asientos restringidos para no ser utilizados y solicitándole a las personas mantener una distancia de 1.8 metros entre ellas, fueron parte de lo que se vivió este sábado 6 de junio en varios lugares de comida en San José.

Desde el 1.° de junio en el país empezó la segunda fase de flexibilización de medidas durante la pandemia por el coronavirus, en la que, entre otras cosas, se permite la reapertura de restaurantes, a un 50% de su aforo, durante los fines de semana. Anteriormente los comercios permitían este mismo ingreso pero solamente de lunes a viernes.

Este sábado, en un recorrido fotográfico por San José Centro y San Pedro de Montes de Oca, se pudo ver cómo varias personas aprovecharon para almorzar, mientras caía un potente aguacero.

Así lucía el restaurante Mc Donald's, de la Plaza de la Cultura, a mediodía del 6 de junio. En el lugar siguen las reglas de permitir un aforo de solamente el 50%. Los asistentes ocuparon las mesas destinadas para uso, pues hay unas reservadas para mantener el distanciamiento que exige el ministerio de Salud. Foto: Jorge Castillo

Plásticos acrílicos divisorios entre las cajas y señales que avisan a los clientes que ya están trabajando fueron parte de lo visto el mediodía de este sábado.

Antes de que se activaran estas primeras dos fases, en las que se permite la apertura de restaurantes durante el fin de semana; y operación de hoteles y museos (también con un 50% de su capacidad), el ministro de Salud, Daniel Salas fue claro en que se deben respetar una serie de reglas para evitar contagios durante la reapertura de los negocios.

Entre las normas solicitadas está mantener el distanciamiento social, el lavado constante de manos, no tocarse la cara y movilizarse solamente en burbujas sociales, lo que significa que pueden salir juntas únicamente las personas que convivan en un núcleo. Otra de las solicitudes es que personas con gripe o con factores de riesgo, se queden en sus casas.

La experiencia

Karla Miranda, vecina de Curridabat, aprovechó su día libre para acudir a uno de sus restaurantes predilectos. Ella fue a Nuestra Tierra, comercio ubicado en la avenida segunda.

“Quise salir de la rutina y hacer algo diferente. El encierro ha sido bastante fuerte”, comentó. Ella iba acompañada de una señora adulta mayor, quien prefirió no revelar su identidad.

Carteles sobre las mesas le indican a los clientes de Burger King, en san Pedro, que hay mesas que no pueden usarse, con ello aseguran que los consumidores se sienten manteniendo la distancia física. Foto: Jorge Castillo

En Nuestra Tierra, viendo el comportamiento de este día de reapertura, estaba Nelson Córdoba, gerente de operaciones. Él comentó que debido a la pandemia las ventas en el restaurante se desplomaron hasta un 90%, lo que provocó que de las 16 personas que trabajaban en cocina solamente conservaran a tres. De los cinco saloneros que tenían hace tres meses, únicamente quedan dos.

Córdoba señaló que como este sábado y el domingo los restaurantes deben de cerrar a las 7 p. m., considera que no será mucha la clientela que reciba.

Al otro lado de la calle, el restaurante Sapore Trattoria recibió a Johan Montero y a su burbuja social: su esposa e hijos. Ellos llegaron a degustar de las pastas del lugar, para seguir la recomendación de la abuela.

“Hemos pasado muy encerrados. Era necesario respirar otro aire y prepararse para reencontrarse con la vida normal”, narró el vecino de San José.

Los lugares de comida rápida contaron con un poco más de visitación que los restaurantes. Esteban Sequeira, director general de Arcos Dorados Costa Rica, se refirió al comportamiento que hubo en Mc Donald’s.

Johan Montero salió a comer con su burbuja social. Foto: Jorge Castillo

“Hoy hemos tenido un movimiento constante en todos nuestros restaurantes en el país, cumpliendo al 100% con el protocolo estipulado por las autoridades sanitarias. En horas de almuerzo hemos tenido una importante visitación de familias lo que nos ha hecho activar las medidas para mantener nuestros restaurantes con el aforo estipulado. Por otra parte, hemos recibido visitas por parte de personal de Ministerio de Salud y nos han dado solo comentarios positivos por el protocolo que estamos ejecutando y que incluye el uso de mascarilla y careta para todos los colaboradores del país”, indicó.

Clemencia Palomo, vocera de la Cámara Costarricense de Restaurantes (Cacore), destacó que la reapertura de restaurantes en fin de semana significa buenas noticias; no obstante, dice que aunque se permita un aforo del 50%, consideran que de alcanzar números positivos en cuanto a visitación, llegarían a un 30 o 40%, debido a la restricción vehicular que sábado y domingo solo permite que circulen cinco placas cada día, de 5 a. m. a 7 p. m.

Una placa acrílica separa a los clientes de los cajeros. La misma medida fue vista en Mc Donald's y Burger King. Foto: Jorge Castillo

“De las cosas positivas que se obtuvieron es que estas medidas permiten a un grupo de restauranteros, que tuvieron que cerrar porque sus ingresos importantes eran el fin de semana, pudieran organizarse y generar reapertura. Esto genera empleo y obviamente ingresos para el emprendedor que tras el cierre había dejado deudas pendientes", detalló Palomo.

Así recibieron los saloneros de Sapore Trattoria, ubicado en la avenida segunda, a sus clientes. El mesero Jordan Zúñiga atendió a la familia Montero, antes les ofreció antibacterial y les tomó la temperatura. Foto: Jorge Castillo
Durante la tarde, Pizza Hut de Multiplaza Zapote estaba vacía, lo que asocian a las fuertes lluvias de este sábado. En las afueras del local resalta un cartel en el que informan a sus clientes que ya están de vuelta. Foto: Pizza Hut para LN.