Óscar Rodríguez. 27 marzo, 2018

La roya incrementó su incidencia y el riesgo de la producción de tres regiones que concentran el 28% de la cosecha cafetalera de Costa Rica.

Pérez Zeledón, Coto Brus y Turrialba son las zonas donde el hongo ya afecta casi la mitad de las 30.000 hectáreas de café sembrado. Estos lugares producen 515.000 fanegas de los 1,8 millones que genera el país (una fanega corresponde a 46 kilogramos del grano beneficiado).

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y el Instituto del Café de Costa Rica (Icafé) confirmaron, este lunes 26 de marzo, la presencia de un nuevo brote en la etapa de maduración temprana del fruto para la cosecha 2018-2019.

El brote de este mal se considera atípico para esta época, pues durante la estación seca la roya tiende a reducirse, según el Icafé.

El MAG y el Icafé informaron que el 40% de las plantaciones de café de Pérez Zeledón, Coto Brus y Turrialba están infectadas de roya. Estas regiones producen el 28% del total de café de Costa Rica. En la imagen, un productor enseña hojas afectadas por el hongo durante el último brote severo registrado en 2015. Foto:Diana Méndez.
El MAG y el Icafé informaron que el 40% de las plantaciones de café de Pérez Zeledón, Coto Brus y Turrialba están infectadas de roya. Estas regiones producen el 28% del total de café de Costa Rica. En la imagen, un productor enseña hojas afectadas por el hongo durante el último brote severo registrado en 2015. Foto:Diana Méndez.

Sin embargo, las lluvias y las altas temperaturas elevaron la presencia del hongo en esos tres cantones, explicó Ronald Peters, director ejecutivo del Instituto.

"Las lluvias en enero y febrero en estas zonas han hecho que el hongo haya impactado. Por eso, queremos alertar a estas regiones de que aún es posible actuar y reducir la afectación", explicó Peters.

Luis Felipe Arauz, ministro de Agricultura, confirmó que brindarán apoyo técnico prioritario a las zonas perjudicadas, con el objetivo de controlar los niveles de afectación y evitar la propagación a otros sectores del país.

"Con base en la información técnica del Servicio Fitosanitario del Estado y el Icafé, estamos valorando la posibilidad de hacer una declaratoria de emergencia fitosanitaria", informó Arauz.

La roya es un hongo que afecta las hojas del árbol y que provoca la caída prematura de estas.

Además, debilita la planta, causa una maduración anormal, pérdida de calidad y caída del grano en un nivel más nocivo del brote.

Infografía
Infografía
Prevención ante amenazas

El director ejecutivo del Icafé exhortó a los productores de las zonas afectadas a extremar las medidas para proteger las plantas mediante el uso de fungicidas.

Los datos del Instituto muestran que, en las tres regiones impactadas, hay 14.513 productores de café, el 34% de los 43.035 caficultores de Costa Rica.

El 94% son pequeños productores, pues sus fincas producen al año menos de 100 fanegas.

Además, el 85% del grano producido cada año se exporta, según el Icafé.

"Es necesario que los productores hagan un monitoreo de sus cafetales para saber cómo están de roya sus plantaciones. Hay una amenaza potencial importante para estas tres regiones", recalcó Carlos Fonseca, ingeniero del Instituto.

Pérez Zeledón, Coto Brus y Turrialba fueron de las regiones más golpeadas, entre el 2011 y el 2013, durante el último brote nacional de roya.

De hecho, hubo 16.000 productores que recibieron financiamiento estatal, por un monto de ¢24.000 millones, para poder fumigar sus plantaciones.

El jerarca del MAG recalcó que analizan establecer un refinanciamiento de las deudas de los caficultores.

(Video) 40% de la cosecha de café de Pérez Zeledón, Coto Brus y Turrialba bajo amenaza de roya

El objetivo es que puedan enfrentar las nuevas circunstancias del cultivo, aseguró Arauz.

Tanto el Ministerio como el Icafé impulsan, en el ámbito legislativo, un proyecto de ley para realizar una renovación de los campos de café del país, con el fin de sembrar plantas más resistentes al hongo de la roya.

Entrevista con Ronald Peters
Director Icafé: 'Con las lluvias crecerá el impacto'

Ronald Peters, director ejecutivo del Instituto del Café de Costa Rica (Icafé), confirmó que hay un brote del hongo de la roya el cual afecta el 40% de las plantaciones de café en Pérez Zeledón, Coto Brus y Turrialba.

Ronald Peters, director ejecutivo del Icafé. Foto: Archivo La Nación.
Ronald Peters, director ejecutivo del Icafé. Foto: Archivo La Nación.

– ¿Qué generó el nuevo brote del hongo de la roya en el país?

– En Pérez Zeledón, Coto Brus y Turrialba se desplazaron las semanas de lluvia a enero y febrero. Eso ha hecho que el hongo siga latente y multiplicándose.

"De ahí la importancia que el productor use los fungicidas necesarios para que pueda frenar la afectación y no tenga la caída de la producción de las zonas afectadas".

– ¿La roya solo afecta estos tres lugares?

– Tenemos que ser claros. El hongo está en todo el país, excepto en las variedades resistentes. La lluvia lo activa y la afectación siguió en estos lugares porque no paró de llover.

– ¿Cuál es la amenaza más inmediata?

– Prevemos que sea un 40% de la cosecha afectada en estas zonas (Pérez Zeledón, Coto Brus y Turrialba) si no se toman las medidas necesarias.

– ¿Qué peso tienen estas regiones afectadas dentro de la producción total de café del país?

– Es un 25% (el Icafé detalló luego que es el 28%) del café se produce en estas zonas.

– ¿Hay peligro de que el hongo se extienda a otras partes del país?

– A partir de mayo con las lluvias crecerá el impacto. Por eso es necesario actuar en las zonas aún no afectadas y así evitar que se multiplique el impacto.

– ¿Puede revertirse la afectación del 40% de las zonas ya golpeadas?

– Por eso es que hacemos la alerta, si se hace algo ya la afectación será mucho menor.

– ¿Sabe cuántos productores están bajo amenaza?

– Hay 43.000 productores de café en Costa Rica, de los cuales el 98% son pequeños productores de cuatro hectáreas.

Especialmente en esas zonas hay mucho productor pequeño (14.513 en las regiones afectadas) y eso impactaría a las familias que se dedican a la caficultura.