María Luisa Madrigal. 5 mayo

Un contenedor de aguacate mexicano Hass está a la espera de ingresar a Costa Rica en Peñas Blancas, frontera norte del país. Este es el primer cargamento de la fruta que ingresaría de manera autorizada al país, después de que en febrero pasado se establecieran nuevas medidas para permitir el ingreso de la fruta.

Aguacate Hass. Foto Melissa Fernández
Aguacate Hass. Foto Melissa Fernández

En mayo del 2015, las autoridades costarricenses, prohibieron la entrada al país de aguacate Hass procedente de nueve mercados, al aducir medidas fitosanitarias. Los afectados fueron México, Australia, España, Ghana, Guatemala, Israel, Sudáfrica, República Bolivariana de Venezuela y el estado de Florida en Estados Unidos.

Para que el aguacate procedente del extranjero pueda ingresar al país debe cumplir con una de tres medidas presentadas por Costa Rica ante la Organización Mundial de Comercio (OMC).

  • Contar con la certificación del organismo homólogo al Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), en el país de origen.
  • Provenir de una plantación dentro de un área certificada como libre del viroide Sunblotch o mancha de sol.
  • Que el país que desee importar, genere un protocolo en conjunto con Costa Rica y que cuente con el visto bueno de la OMC

El cargamento, que se encuentra en este momento en la frontera norte del país, cumple con la primera de estas medidas ya que tiene el sello de las autoridades fitosanitarias mexicanas. Así lo confirmaron a La Nación el viceministro de Agricultura, Felipe Arguedas y el director del SFE, Marco Vinicio Jiménez.

Las autoridades nacionales no estaban informadas de la llegada de este contenedor con aguacate Hass, según Arguedas. La gestión de la importación fue realizada por un empresario costarricense.

Ambos funcionarios coinciden en que es posible que el aguacate entre al país el lunes 7 de mayo, pues ya aprobó las revisiones de plagas y de residuos de plaguicidas. La fruta pasar por la última prueba que es específicamente para determinar que no posee mancha de sol.

Desde que las medidas entraron a regir en febrero, las autoridades costarricenses ya estaban listas para recibir solicitudes de ingreso de la fruta, según Marco Vinicio Jiménez.

La entrada en vigor de estas medidas estaba programada para diciembre del 2017. Sin embargo, se realizó hasta febrero mientras se mantenían conversaciones con los pares mexicanos, quienes solicitaron más tiempo para realizar ajustes, según Jiménez.

A pesar de que el mecanismo tiene más de dos meses de regir, este es el primer cargamento de aguacate Hass proveniente de México que intentan importar. Lo anterior sucede luego de tres años de prohibición después del alegato nacional de riesgo de contagio de Sunblotch, para el aguacate costarricense.

El objetivo de las autoridades nacionales es aplicar estas medidas a todas las entradas de aguacate provenientes del extranjero, sin importar el país de origen, según el viceministro Arguedas.