Fernando Gutiérrez, Marvin Barquero. 31 mayo
Los horticultores estiman que pese a la fuerte sequía del verano pasado hay suficiente producción de papa y cebolla para abastecer el mercado interno. Este era el panorama de los cultivos en marzo pasado, en Tierra Blanca de Cartago. Foto: Rafael Pacheco.
Los horticultores estiman que pese a la fuerte sequía del verano pasado hay suficiente producción de papa y cebolla para abastecer el mercado interno. Este era el panorama de los cultivos en marzo pasado, en Tierra Blanca de Cartago. Foto: Rafael Pacheco.

Cartago. Productores de papa y de cebolla, representados en la Corporación Hortícola Nacional (CHN), garantizaron que el mercado nacional tendrá suficiente abastecimiento de esos alimentos, pese a reconocer que la sequía del verano pasado redujo hasta el 50% las cosechas esperadas.

Según el presidente de la CHN, Martín González, el Gobierno ya está informado acerca de la suficiente existencia de producto para cubrir la demanda nacional.

El consumo anual de papa es calculado por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) en unas 63.127 toneladas, lo cual equivale a unas 5.260 toneladas mensuales. En lo referente a la cebolla, el consumo anual se estima en 39.724 toneladas (alrededor de 3.310 toneladas mensuales).

En marzo pasado, en plena época seca y con sequía adicional por la presencia del fenómeno de El Niño, los horticultores y funcionarios del MAG en Cartago advirtieron del impacto por el fuerte déficit de lluvias. En algunas zonas, como Tierra Blanca, las pérdidas por la sequía superaron el 50%, según esos informes.

Ante tal panorama, una eventual importación de los dos productos, que se autorizaría en vista de la baja de hasta el 50% en la producción, consecuencia de la sequía del verano pasado, enfrentó a la CHN y al alcalde de Cartago, Rolando Rodríguez, con el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

El conflicto surgió, aseguran los productores, cuando el viceministro del MAG, Marlon Monge, reconoció en declaraciones a radioemisoras la posibilidad de internar papa y cebolla de otros países. El funcionario gubernamental declaró que eso sería necesario ante la caída de hasta el 50% de la producción de esas dos hortalizas por la sequía del verano recién concluido y el impacto del fenómeno de El Niño.

Esa posibilidad levantó reacciones en Cartago. El alcalde Rodríguez envió una carta al ministro del MAG, Renato Alvarado, donde advirtió de que una importación desestabilizaría a los horticultores de la región y le pidió una audiencia para ampliar esa oposición.

Cartago es, por mucho, la principal región productora y proveedora de esos cultivos y de otras hortalizas del país.

“Quiero expresar mi preocupación con tal situación, debido a los grandes daños que esto significa para los agricultores de papa y cebolla de la zona norte de Cartago y del país en general”, advirtió el alcalde cartaginés.

El presidente de la CHN, Martín González, se unió a la protesta. Explicó que le informaron al ministro Alvarado de que, pese a la pérdida de cosechas que se dio, habrá suficiente papa y cebolla, para cubrir el mercado nacional.

“Le dijimos al Ministro Alvarado de la situación, le pedimos informar a los importadores que no es necesaria esa importación, pues nos pueden comprar a nosotros, todo lo necesario, a un precio estable de mercado”, declaró.

Ante las protestas, el viceministro Monge señaló, por medio de la oficina de prensa del MAG, que sus declaraciones fueron claras en tanto la importación dependería del abastecimiento interno. En caso de contar con una producción local suficiente para los dos productos, no se justifican las importaciones, agregó el funcionario.