Marvin Barquero.   6 mayo
Costa Rica es un muy alto importador de granos, particularmente maíz y soya, para alimentación animal, pero también arroz y frijoles. La descarga de la soya se realiza en el puerto de Caldera. Foto: Albert Marín

Una publicación del ministro de Agricultura y Ganadería (MAG), Renato Alvarado Rivera, donde afirma que la apertura comercial expone y condena a la ruina a ese sector productivo, levantó fuertes reacciones entre quienes defienden un notable crecimiento de las exportaciones del agro y la generación de empleo bajo ese esquema.

Alvarado, filósofo y productor agropecuario de 58 años, publicó sus opiniones en el perfil de Facebook del Ministerio a su cargo, el sábado 2 de mayo, y las firmó como jerarca del sector público agrícola.

“He insistido en que las condiciones negociadas en los tratados de libre comercio (TLC) exponen y condenan a la ruina a la agricultura nacional, es decir, a los agricultores y las agricultoras”, señaló el ministro en su publicación.

Y agregó en sus comentarios: “Las políticas agrícolas desarrolladas por los gobiernos desde 1990 al 2014 pusieron de rodillas a las personas productoras de Costa Rica”.

También dijo: “Hoy, sorprendido, escucho las voces de quienes históricamente se han dedicado a despedazar el agro costarricense, reclamando que no tenemos suficientes granos básicos. ¿Hablan en serio? Discurso obsceno y vulgar de mercaderes, quienes han defendido a ultranza la apertura comercial, los monopolios de algunos supermercados y las importaciones masivas, favoreciendo y enriqueciendo a unos pocos, a pesar de que los productores del país puedan abastecer el mercado. Pena y vergüenza debería de darles ahora atribuirse las soluciones para que no falte la comida en tiempos de la pandemia”.

Ver más!

No es la primera vez que Alvarado, siendo ministro, se manifiesta en favor de las protecciones a la producción local.

El 9 de mayo del 2018, su primer día de labores, sembró un árbol de aguacate (la importación de esta fruta enfrenta restricciones fitosanitarias desde mayo del 2015) en terrenos del MAG y sentenció en el blog del Ministerio: “La posición que traigo al ministerio es proteger la producción nacional...”.

La ministra de Comercio Exterior (Comex), Dyalá Jiménez, el gerente de la Promotora del Comercio Exterior (Procomer), Pedro Beirute, el exministro del MAG y presidente de la Cámara Nacional de Agricultura y Agroindustria (CNAA), Juan Rafael Lizano, el diputado liberacionista, Carlos Ricardo Benavides, y el economista Víctor Umaña, declararon su oposición a los criterios de Alvarado de este sábado.

Varias de estas reacciones calificaron como desafortunadas y desfasadas en el tiempo las declaraciones del jerarca, sin dejar de reconocer que algunas actividades arrastran problemas.

En abril del 2017, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), reconoció, de nuevo, que Costa Rica tiene un sector agropecuario exportador que goza de buena salud, pero, que los agricultores que producen para consumo interno tienen una baja productividad.

En abril del 2014, cuando el Gobierno de Luis Guillermo Solís lanzó un plan de reactivación de la agricultura interna, una serie de datos solicitados a la oficina para Costa Rica del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) demostraron esa baja productividad de los agricultores nacionales con relación a otros productores latinoamericanos.

En arroz, por ejemplo, el promedio nacional era de 3,9 toneladas por hectárea en comparación con las 7,76 toneladas de Uruguay y las 4,43 toneladas de Brasil.

Una situación de bajo rendimiento se repite con maíz y frijol, otros de los dos productos defendidos por el ministro Alvarado. Por ejemplo, la baja productividad en frijol, solo cubre el 25% de lo que consume el país. El resto, se importa.

"Deje de hablar cosas que no son”

Juan Rafael Lizano, jerarca del MAG entre 1990-1994, pidió que Renato Alvarado “se mueva” en su puesto, que haga las cosas pendientes y que no hable de temas del pasado. Los productores, agregó, no están hablando mal del ministro, pese a que él se queda en criterios del pasado.

Lizano enfatizó que lo peor de todo es que, según sus comentarios, solo él (Alvarado) sirve y solo el Partido Acción Ciudadana (PAC) sirve, pues arranca sus críticas del 2014 para atrás.

“Es muy desafortunado; los TLC ya están ahí, lidiemos con ellos, trabajemos con ellos, y son ley de la República. Empuje a los agricultores, trabaje con ellos y deje de hablar cosas que no son”, enfatizó Lizano.

“Hoy, sorprendido, escucho las voces de quienes históricamente se han dedicado a despedazar el agro costarricense, reclamando que no tenemos suficientes granos básicos. ¿Hablan en serio? Discurso obsceno y vulgar de mercaderes, quienes han defendido a ultranza la apertura comercial, los monopolios de algunos supermercados y las importaciones masivas”. Renato Alvarado, ministro del MAG, en el perfil de Facebook de la entidad.

El diputado Carlos Ricardo Benavides consideró que Alvarado trata de evocar una situación idílica de los años setentas y ochentas, cuando Costa Rica tuvo una situación económica mucho peor.

Agregó que la opinión del jerarca del MAG niega los beneficios de los TLC, que han hecho que Costa Rica exporte muchos más productos agrícolas de los que importa y genere muchos más empleos.

“Especialmente tengo la impresión de que al señor ministro se le acabaron las ideas, que tiene una gran presión del sector agropecuario, no sabe cómo responderles y recurre a un discurso ideológico desfasado”, advirtió.

El economista y consultor en temas de política agrícola y comercial, Víctor Umaña, califica de desafortunadas las declaraciones del ministro y cree que se contradice en su afán de demostrar que Costa Rica debe autoabastecerse porque no hay tierras para cultivos extensivos como el maíz, la soya, el trigo o el arroz.

“No existen las hectáreas para esos cultivos o tendríamos que utilizar las montañas y no tenemos las condiciones agronómicas para todos esos productos. Además, para ser autosuficientes deberíamos producir aquí la maquinaria, las semillas, los agroquímicos, y eso no es posible”, manifestó este economista.

En ese sentido, la ministra Jiménez recordó que el concepto de seguridad alimentaria, promovido por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), no es cosechar en el país todo lo que se consume, sino que los gobiernos garanticen a los habitantes el acceso a los alimentos a los mejore precios. De eso se trata el tema, declaró.

El Programa Estado de la Nación, definió el concepto seguridad alimentaria y nutricional (SAN). Puede entenderse como la garantía de que las personas tengan acceso a alimentos saludables y nutritivos en todo momento.

La Nación consultó, el lunes 4 de mayo, a la coordinadora del equipo económico del Gobierno y ministra de Planificación, Pilar Garrido, acerca de los criterios del jerarca de MAG, y específicamente si el Gobierno apoya lo expuesto por Alvarado, pero al cierre de esta información no hubo respuesta.

Avance exportador

Una coincidencia entre las opiniones de quienes se oponen a los criterios de Alvarado es el éxito del sector agroexportador, en el contexto de los 16 TLC que Costa Rica tiene vigentes.

Beirute puso como punto de referencia el 2010, un año después de la entrada en vigencia –el 1.° de enero del 2009– del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos. Las exportaciones agrícolas, dijo, pasaron de $2.100 millones en el 2010, a $2.800 millones.

En ese mismo periodo, el país pasó de vender en el exterior 290 productos agropecuarios a colocar, en la actualidad, 341 diferentes bienes de este tipo en mercados externos, según Procomer.

La Secretaría Ejecutiva de Planificación Sectorial Agropecuaria (Sepsa), adscrita al MAG, analiza anualmente la balanza comercial mediante una categoría que denomina productos de cobertura agropecuaria, lo cual incluye bienes industriales de alimentos con alto contenido de azúcar o de otras materias primas agrícolas.

Ver más!

De acuerdo con esos datos de Sepsa, la balanza comercial de cobertura agropecuaria siempre fue positiva para Costa Rica en un periodo que va desde el 2008 al año pasado.

Por ejemplo, en el 2019, el país vendió productos de esa categoría por $4.781 millones, mientras que las importaciones alcanzaron $2.575 millones. En el 2008, el valor de las exportaciones fue de $3.493 millones y el de las importaciones llegó a $1.802 millones.

Las cifras de Sepsa muestran un crecimiento del 39% en las exportaciones y del 36% en las importaciones, al comparar el 2008 con el 2019.

La ministra Jiménez señaló que, de acuerdo con las cifras de Procomer, entre 16% y 17% del valor de las exportaciones totales (incluyen bienes y servicios) de Costa Rica son agropecuarias. Pero lo más importante, enfatizó, es que 30% del empleo exportador se genera en las empresas de este sector.

Entrevista

Dyalá Jiménez, ministra del Comex: ‘Seguridad alimentaria es garantizar acceso a la comida’

La ministra de Comex Dyalá Jiménez, recordó que el Ministerio de Comercio Exterior coordina y tiene la guía de cómo negociar los acuerdo comerciales, pero no es el único que negocia; lleva un equipo incluyente del MAG y del MEIC y, además, consulta con las cámaras. Fotografía José Cordero/Archivo

La ministra de Comercio Exterior, Dyalá Jiménez, eludió un choque frontal por las declaraciones del ministro de Agricultura y Ganadería, Renato Alvarado, en las redes sociales, pero sí manifestó que la seguridad alimentaria no es producirlo todo, sino garantizar el acceso a los alimentos.

– ¿Qué opina de las declaraciones del ministro del MAG?

– Creo que el sector agrícola (es agricultura, ganadería, pesca, acuicultura e indirectamente el alimentario) siempre ha sido importante en Costa Rica. En segundo lugar, aproximadamente un 17% de nuestras exportaciones en valor son agrícolas (incluidos bienes y servicios) y lo más importante es que empleo representa el 30% del sector exportador.

– ¿Usted choca con los criterios del ministro Alvarado?

- Yo no me acuerdo que haya habido una jerarca de comercio exterior tan interesada en agricultura, debe ser por razones familiares o lo que sea, pero desde el día uno el ministro del MAG, el gerente de Procomer y la ministra de Comex, nos unimos para hacer un programa muy bonito que se llama Descubre, que es para aumentar la productividad de nuestro sector y además modernizar y agregarle valor y conocimiento.

– ¿Y los conceptos de seguridad alimentaria?

– Esto es importante porque la seguridad alimentaria, según es definida por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) nos obliga a los gobiernos a garantizar acceso a la comida. No nos obliga a producir todo lo que consumimos. Es trabajar para que los consumidores los habitantes de nuestro país puedan acceder a alimentos de buena calidad y a buen precio.

– ¿Y acerca de las críticas por la supuesta mala negociación de los TLC?

– El Ministerio de Comercio Exterior (Comex) coordina y tiene la guía, pero no es el único que negocia. Lleva un equipo incluyente del MAG y del MEIC y, además, consulta con las cámaras. Nosotros hemos logrado a lo largo de los años y de 16 TLC algo muy exitoso que es guardar y respetar algunas sensibilidades que tenemos nosotros en temas arancelarios.

Pero hay un ataque directo a los TLC.

– Yo no me sentí ofendida ni personalmente ni como ministerio. Lo que nada más quiero recalcar es que nosotros trabajamos muy bien juntos. Yo lo vi, lo tomo como una preocupación de él momentánea y yo no entro a valorar si lo tengo que ver como un ataque a nosotros. Lo que sí creo es que pueda haber una visión que él tiene que es distinta. El ministro (Alvarado) tendría que precisar mejor que elementos fueron mal negociados (en los TLC).