Primera propuesta es un subsidio con el uso de parte de las reservas del INS

Por: Marvin Barquero 18 junio, 2014

El Gobierno y el agro reactivaron una negociación con el Instituto Nacional de Seguros (INS) cuya finalidad es reducir el costo de los seguros de cosechas.

La primera opción que se puso sobre la mesa es la utilización de una parte de las reservas o utilidades del Instituto para subsidiar esos seguros, aunque la decisión todavía no se ha tomado.

Luis Felipe Arauz, ministro de Agricultura y Ganadería (MAG), dijo que gestionó las conversaciones ante el presidente del INS, Sergio Alfaro.

Durante ese contacto, detalló, presentó la inquietud del sector agrícola acerca del alto costo de los seguros, pero, aclaró, no está definido cuál será el mecanismo para lograr la reducción de las primas.

La Superintendencia General de Seguros (Sugese) respondió ayer que analiza el caso y, por tanto, no puede emitir criterio aún.

Origen. La gestión del Gobierno surgió por una inquietud del sector arrocero, el cual propone un mecanismo semejante al utilizado en el Plan Nacional de Alimentos del 2008, mediante el que se autorizó el uso de utilidades del INS para subsidiar las primas de cosechas.

En esa ocasión, el Gobierno propuso una ley para que el INS destinara ¢4.000 millones para tal fin.

Alfaro reconoció que los precios de los seguros agrícolas no son los mejores para los agricultores, pero dijo que no hay una decisión acerca de cuál es el camino para bajarlos.

“El Instituto tiene mucho dinero, pero no puede disponer de ese recurso ni alegre ni libremente, porque mucho del dinero son previsiones técnicas.

”Debo tener el dinero porque, si se producen los siniestros, debo tenerlo para pagar”, declaró Alfaro.

El sector arrocero afirma que muchos bancos no conceden créditos si el plan de cultivo no va acompañado de un seguro de cosechas. | ARCHIVO
El sector arrocero afirma que muchos bancos no conceden créditos si el plan de cultivo no va acompañado de un seguro de cosechas. | ARCHIVO

El INS es la única de las aseguradoras que actualmente comercializa productos para el agro.

Eduardo Rojas, presidente de la Asociación Nacional de Industriales del Sector Arrocero (Aninsa), consideró que se debe apoyar la producción nacional y, por eso, se gestiona un mejor acceso a los seguros. Algunos de los bancos, añadió, piden de antemano un seguro de cosechas antes de aprobar créditos para actividades agrícolas, en vista del riesgo de este sector.

El mecanismo debe salir rápido, advirtió Rojas, aunque en el caso de los arroceros ya mucha área está sembrada sin ser asegurada, con el riesgo que implica el clima, particularmente con la presencia del fenómeno El Niño.