Marvin Barquero. 1 julio
El decreto donde se liberan fondos del Servicio Fitosanitario del Estado para financiar tareas de prevención contra el ingreso del hongo del banano, fue firmado por el presidente Carlos Alvarado y el ministro del MAG, Renato Alvarado. Foto: Casa Presidencial
El decreto donde se liberan fondos del Servicio Fitosanitario del Estado para financiar tareas de prevención contra el ingreso del hongo del banano, fue firmado por el presidente Carlos Alvarado y el ministro del MAG, Renato Alvarado. Foto: Casa Presidencial

El Gobierno declaró emergencia este miércoles para apoyar y agilizar las medidas para evitar el ingreso al país del hongo del banano, Fusarium raza 4 Tropical, que sería letal para las plantaciones de la fruta y pondría en peligro alrededor de 40.000 empleos directos.

La medida permite utilizar con agilidad alrededor de $1 millón de los fondos para atención de emergencias, el cual maneja el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE).

De esa manera se agilizan medidas que ya están vigentes, principalmente los controles en los puestos de entrada a Costa Rica, para evitar un eventual ingreso de ese hongo, pues ya está presente en Colombia, donde se descubrió, oficialmente, desde inicios de agosto del 2019.

El Fusarium raza 4, es una nueva cepa de un hongo que causa la marchitez en el banano, plátano y otras plantas de esa familia. Se califica como el más letal de los hongos, puede sobrevivir hasta 20 años en el suelo y todavía no se ha desarrollado un control.

Este hongo provoca marchitez y amarilleamiento de las hojas, así como crecimiento retardado. Afecta seriamente a las raíces y la corona, provocando necrosis en raíces principales y secundarias. Las pérdidas en las plantaciones son letales, pues afecta, al menos, al 85% de la producción.

El decreto de emergencia fitosanitaria fue firmado por el presidente de la República, Carlos Alvarado, este miércoles 1.° de julio, en las instalaciones de la Corporación Bananera Nacional (Corbana), en Zapote.

El ministro de Agricultura y Ganadería (MAG), Renato Alvarado –quien también firmó el decreto–, recordó que en los aeropuertos y otros puntos de entrada al país se fortalecieron medias de control desde antes de la aparición de este hongo en Colombia.

Alfombras para limpiar los zapatos, revisión y retención de productos de origen agropecuario y, más recientemente, un control con unidades caninas para detectar eventuales intentos de ingreso de materiales en equipajes, se pusieron en práctica, explicó Renato Alvarado.

Con la declaratoria de emergencia se refuerza también la vigilancia en las fincas no solo de banano, sino de otras plantas de la familia de las musáceas, como el plátano, donde eventualmente puede aparecer el hongo.

Según el ministro Alvarado, los fondos se irán liberando con base en la evolución de la situación. Actualmente, el Fusarium raza 4 Tropical no está en el país por lo cual las tareas son de prevención. Si se detecta, se pasaría a una fase rápida para buscar el control y evitar una veloz diseminación.

La actividad bananera genera unos 40.000 empleos directos y alrededor de otros 100.000 indirectos.

Costa Rica tiene cultivadas unas 43.000 hectáreas con esta fruta, casi la totalidad en la región de El Caribe, según cifras de la Corporación Bananera Nacional (Corbana).

El año pasado, las colocaciones en el exterior de esta fruta sumaron 121 millones de cajas con un peso de 18,14 kilos cada una.

Las exportaciones bananeras generaron un ingreso de $1.004 millones durante el 2019, de acuerdo con el portal estadístico de Promotora del Comercio Exterior (Procomer).

La generación de divisas coloca la banano como el principal producto de exportación agrícola de Costa Rica.