Agro

Fincas de tomate y de flores sufrieron con embate de los vientos

Impacto en Llano Grande, San Jerónimo de Moravia, Valverde Vega y Santa Bárbara

Plantaciones de flores y de tomate resultaron con severos daños, de acuerdo con un recuento preliminar del impacto del viento, las lluvias y las bajas temperaturas del frente frío que afectó a Costa Rica desde el sábado anterior.

El principal impacto se presenta por la combinación de vientos y lluvia, de acuerdo con la versión de algunos productores y de la dirección del Valle Central Occidental, del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Los floricultores de Llano Grande de Cartago y de San Jerónimo de Moravia tuvieron pérdidas porque los vientos primero destruyeron los techos de zarán de los invernaderos, y luego se coló la lluvia hacia las plantas.

Ese efecto doble hizo que las flores perdieran la calidad para exportación, explicó Sergio Madrigal, dueño de la empresa Seanda, ubicada en San Jerónimo de Moravia.

El productor recordó que los floricultores vienen de una situación de pérdidas causadas por el huracán Otto, la tormenta Nate y el control sobre el precio del dólar, por lo cual, dijo, se enfrentan a una crisis.

Esta misma situación, añadió, la sufren los agricultores de Llano Grande de Cartago, con los cuales se están organizando para gestionar apoyos del Gobierno.

En las partes altas del este de San José y Cartago no se han informado otros daños, hasta ahora, dijo el director de Región Central Oriental (sede en Cartago) del MAG, Guillermo Flores.

Mientras tanto, Nelson Kooper, director de la región Central Occidental del MAG, explicó que recibieron reportes de fincas de tomate. En Sabanillas y Trojas de Valverde Vega se reportaron seis productores que perdieron 24.000 plantas de tomate con transplante reciente, con unas pérdidas estimadas en ¢32,4 millones.

Por otro lado, en Santa Bárbara de Heredia, Carrizal de Alajuela y San Isidro de Heredia, se reportó que ocho productores perdieron 14.600 plantas de tomate que tenían un mes de transplantadas. Las pérdidas en este caso se estiman en ¢19,7 millones.

También hubo impacto en plantaciones más adultas de tomate, donde se afectó la fruta. El informe hasta el miércoles 13 de diciembre era de que se botaron 200 cajas de 18 kilos de tomate, valoradas actualmente en ¢1,4 millones.

Por su lado, el presidente de la Cámara Nacional de Agricultura y Agroindustria (CNAA), Juan Rafael Lizano, informó de problemas en fincas lecheras de Coronado y Rancho Redondo, en las cuales se cortó el fluido eléctrico y no se pudo hacer el ordeño mecánico de los animales.

Aunque Lizano dijo que hay pérdidas grandes, no se logró cuantificar ni el volumen ni el valor de la leche afectada.

Finalmente se recibió un informe de Zarcero, en el cual se da cuenta de la pérdida de cinco hectáreas de papa, cuyo valor se estima en ¢16 millones.

De esa manera y con el recuento de otros daños menores, detalló Kooper, las pérdidas hasta el miércoles en la región Central Occidental ascendían a ¢82,1 millones.

Marvin Barquero

Marvin Barquero

Periodista en la sección de Economía. Realizó sus estudios de Comunicación en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas de producción y de comercio exterior.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.