Agro

Exportaciones de piña se recuperan este 2021 a los niveles prepandemia

Demanda y precios se estabilizaron desde el último trimestre del 2020; comportamiento de esta fruta permite nivelar la caída en el banano.

Las exportaciones de piña recuperaron, en los primeros cuatro meses del 2020, los niveles que tenían en el 2019, antes de la pandemia, después de un 2020 difícil, en el cual el valor de las ventas externas se cayeron 6%.

Las cifras del portal estadístico de la Promotora del Comercio Exterior indican que entre enero y abril de este año se colocaron en el mercado internacional $324,9 millones en piñas, 9% más que en los primeros cuatro meses del 2020.

En igual periodo del 2020 fueron $297,3 millones y en el 2019 esa cifra llegó a $324,4 millones.

Esta reactivación de las exportaciones se sustenta en una mayor apertura de los hoteles, restaurantes y centros educativos en los mercados donde se coloca la fruta, lo cual aumenta la demanda.

La demanda y los precios se estabilizaron desde el último trimestre del 2020, mientras no se vislumbran factores que alteren la producción local, según el gremio de productores y exportadores.

Además, las condiciones permiten estimar un cierre del 2021 con ingresos superiores, entre 4% y 5%, respecto al 2020, adelantó Abel Chaves, presidente de la Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña (Canapep). Esto permitiría volver a cerrar este año con prácticamente los niveles del 2019.

Adicionalmente, la recuperación piñera es un elemento central porque ayuda a equilibrar los ingresos por exportaciones del sector agrícola costarricense, el cual este año afronta una caída del 16% en el valor de las ventas de banano, en el acumulado de enero a abril, respecto al 2020.

Los envíos bananeros están afectados por condiciones climáticas y porque vienen de un 2020 que fue un año excepcionalmente bueno.

El sector piñero es, hasta ahora, el segundo en importancia del sector agrícola por el ingreso que genera, solo superado por las exportaciones bananeras.

En todo el año pasado, las colocaciones de piña le generaron a Costa Rica $888,2 millones, mientras que para el 2019 ese valor cerró en $943,5 millones, de acuerdo con las cifras del portal de Procomer.

Según las estadísticas de la página web de Canapep, en el país se registran 122 exportadores de piña, así como 97 plantas donde se empaca la fruta. Unas 28.000 personas tienen empleo directo en la actividad.

La cámara estima que en el país hay 40.000 hectáreas cultivadas.

Factores

Tanto la demanda como los precios se mantienen estables en los dos mercados principales, la Unión Europea (UE) y Estados Unidos, desde el último trimestre del 2020 y hasta el momento, factores que propician la recuperación del sector piñero, explicó Chaves.

“Desde el último trimestre del 2020 y hasta la fecha hemos tenido precios muy estables en ambos mercados, Estados Unidos y la UE, a pesar del fuerte invierno en Europa y el impacto por la baja del turismo, a causa de la pandemia y por el temor del surgimiento de las nuevas cepas de la covid-19″, respondió por escrito el dirigente piñero.

Las exportaciones de esta fruta tampoco se verán afectadas este año, agregó, por el fenómeno denominado “floración natural”, el cual se presenta entre junio y julio y lleva a una eventual saturación del mercado en la segunda parte del año.

“Según datos en nuestro poder, los volúmenes de exportación para el segundo semestre no se verán afectados por esta causa, razón por la cual, las estimaciones que tenemos no evidencian cambios o sorpresas fuertes que vengan a alterar los volúmenes de exportación en el 2021″, detalló el presidente de Canapep, sobre la “floración natural”.

El dirigente se declaró aún más optimista respecto a lo que se prevé para el 2022, basado en las circunstancias de este año.

“Según información que tenemos y a la retroalimentación que nos suministran las empresas productoras y exportadores –explicó– las fincas no han reducido las áreas de producción, el clima no ha alterado los programas de siembra de primeras cosechas y de las segundas cosechas, lo que nos hacer presagiar y esperar mejores rendimientos producción por hectárea”.

Eso significa, según Chaves, que para el 2022 se puede esperar un crecimiento en la produccíón y en la demanda y una curva de precios estable.

A eso se une, según Chaves, que Costa Rica ya cumplió con los requisitos para exportar piña al consumidor de Israel y está a la espera de la autorizacion de ese país. Ese mercado, dijo, se caracteriza por los buenos precios.

Marvin Barquero

Marvin Barquero

Periodista en la sección de Economía. Realizó sus estudios de Comunicación en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas de producción y de comercio exterior.