Agro

Café de Costa Rica se saborea en el corazón de Madrid

El ‘grano de oro’ del país fue protagonista de la II Cata de Cafés de Centroamérica en la capital de España, en un acto que contó la asistencia de la embajadora Ana Helena Chacón

Madrid. El café de Costa Rica, el “grano de oro” del país, mostró este jueves en Madrid su potencial en el mercado español, donde aún algunas de sus variedades y la forma de disfrutarlo están por descubrirse.

Costa Rica fue protagonista de la II Cata de Cafés de Centroamérica en Madrid, en un acto en la cafetería Camden Coffee Roasters, que contó con la asistencia de la embajadora del país en España, Ana Helena Chacón, quien calificó de “grano de oro” al café costarricense.

“Fue gracias al café con lo que empezamos a poner a Costa Rica en el tapete de lo internacional. Fue la moneda que hizo que muchas familias cafetaleras que trabajaban en pequeños terrenos pudieran distribuirlo y aumentar su riqueza”, explicó la embajadora.

La diplomática costarricense aseguró que “están muy interesados” en que el café de especialidad se consuma por los españoles para que aprendan a “diferenciar un buen café”, de la misma forma que en Costa Rica aprendieron a “distinguir un buen vino” gracias a España.

Al evento también acudió el director de la Agencia de Promoción de Exportaciones de Costa Rica (PROCOMER), Jorge Zamora, quien destacó lo que hace “tan único” el café de especialidad, cultivado en suelos fértiles de origen volcánico y de poca acidez, a más de 1.200 metros de altitud y en temperaturas que varían de los 17 a los 28 grados centígrados.

“El cien por cien de nuestro café es de la especie Arábica, de las variedades Caturra y Catuaí, que produce un grano de mayor calidad y un sabor agradable y aromático, con notas frutales, de miel y cítricas que los hacen muy especiales”, subrayó Zamora.

En la cata, organizada por el diario de información diplomática The Diplomat in Spain y por la empresa importadora de café Alma Speciality, se presentaron dos modalidades de café de especialidad de la productora Hacienda Tobosi, de Tres Ríos, y otras dos de Coopetarrazú, compañía ubicada en Tarrazú, que busca ahora su oportunidad en España, donde todavía no se comercializan sus productos.

La dueña de Camden Coffee Roasters, Inés Gutiérrez, contó que decidieron centrarse en servir café de especialidad porque vieron que había un nicho de mercado en España, donde “no se toma muy bien” y buscan demostrar que hay “otras maneras” de beberlo más allá del “café con leche o del espresso”.

“El café de especialidad se diferencia porque está mimado de principio a fin, se nota sobre todo en el sabor y el cariño que se pone al prepararlo. Este café es de productores locales que cuidan mucho de sus fincas”, explicó.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.