5 febrero

José Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch considera que el debate político que se ha generado en Costa Rica, tras el pronunciamiento de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) sobre matrimonio igualitario, es legítimo.

"A mí me parece legítimo, expresar puntos de vista completamente opuestos y que son materia de alta controversia, y no solo en Costa Rica, en el resto de la región también.

"Estas cosas no se resuelven de la noche a la mañana. Muchas veces hay trabas y visiones que no tienen que ver con el derecho y tampoco tienen que ver con la vida en una sociedad democrática abierta; más bien con creencias religiosas que se anteponen a principios jurídicos que deben tener un sustento universal", dijo en entrevista para Diálogos de La Nación.

Diálogos con el director de Human Rights Watch José Miguel Vivanco