Irene Vizcaíno.   22 mayo
Ver más!

Gonzalo Delgado, presidente de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), se declara optimista. Según dice, los empresarios deben ser optimistas por naturaleza.

A pesar del optimismo, dice Delgado, se necesitan señales prontas del Estado para que se atrevan a invertir y generar empleo.

“Lo que sigue es que vengan cosas que no den muestras de confianza para que baje la presión” , afirma.

Cita, por ejemplo, la aprobación del proyecto de eurobonos, que se defina la prohibición de huelgas en servicios esenciales y que finalmente se regule la educación dual.

Se necesita también responder con capacitación adecuada de mano de obra, flexibilizar la jornada laboral y la amnistía en trámites, porque, afirma, en este país pareciera que se castiga al quiere ser formal.

Para el representante empresarial, también es necesario que los sectores trabajan juntos. “En la misma línea: sector privado, Ejecutivo, sindicatos: todos vivimos en este país”, expresó.

Recordó que en este país, solo el 3% de las empresas son grandes, en cambio, el 40% son pequeñas y muy pequeñas.