Antonio Alfaro. 25 enero

Evaristo Coronado parecía haber dejado su perfil bajo, de trabajar callado, sin aspavimientos ni exhibiciones, para asumir el papel del gerente depredador, que ficha a los mejores jugadores del equipo revelación (Grecia), le arrebata un fichaje al archirrival y suma el regreso de dos legionarios.

En Diálogos, sin embargo, no se jacta de los golpes dados en la temporada de contrataciones, advierte que no pretendía fastidiar a la Liga y, por el contrario, se alegra del repunte de Liga Deportiva Alajuelense, que nos tiene a punto de un clásico sin claro favorito. Espera, de paso, que en él se dé el repunte de Johan Venegas, el fichaje más sonado, que aún no muestra su mejor nivel.

Diálogos con el gerente deportivo de Saprissa Evaristo Coronado