Por: Irene Vizcaíno 14 septiembre, 2016

El pico de enfermedades respiratorias en niños no solo fue prematuro este año, pues comenzó en mayo, sino también muy agresivo; provocó un aumento del 180% en el número de pacientes que requirieron hospitalización con respecto al 2014. El año pasado, en cambio, no se registró este pico.

"Hubo 593 niños graves... en riesgo de muerte", resumió Olga Arguedas, directora del Hospital Nacional de Niños (HNN). Además se registraron 15 fallecimientos. La especialista tiene la esperanza de que no haya un segundo pico para los últimos meses de la época lluviosa, como ocurre normalmente, pero pide a los padres tomar previsiones, mientras ella las toma en el hospital ante la posibilidad de una nueva emergencia como la que se vivió a mediados del año.

Etiquetado como: