Luis Carlos Solera, director de Estudios Económicos de Recope

Por: Mercedes Agüero 12 marzo, 2015

¿Cómo valora la nueva metodología de combustibles propuesta por la Aresep?

Hay inconvenientes importantes en la fórmula. Por ejemplo, no se dispone de la información para poder hacer la corrida de la fórmula y la validación de la misma. Eso dificulta el proceso de entendimiento. Con una fórmula uno busca el dato para calcularla y necesita saber la periodicidad de esa información. En este caso cuando empezamos a sustituir los valores obtenemos resultados que no parecen correctos.

¿Existen hoy ingresos ajenos a la venta de combustibles que no están siendo considerados en la fórmula?

La Aresep no debe considerar aquellos costos que no forman parte de la actividad regulada. Por ejemplo, si Recope realiza una exportación eso no es un servicio público. Lo correcto, según la ley, es no considerar los costos asociados a esa exportación y tampoco se incorporarían los ingresos. Por ley, la Aresep no puede considerar costos ajenos al servicio regulado.

¿Es el caso de los alquileres?

Sí, los alquileres son un caso. Si existen se deben de excluir al revisar los precios. Lo que decimos es que no se pueden eludir las responsabilidades regulatorias; si la ley obliga a la Aresep a no reconocer costos no asociados a actividades reguladas, eso se debe realizar.

Recope propone que en lugar de precios FOB (puesto a bordo) se utilicen como base de cálculos los precios CIF (en puerto). ¿Por qué?

Lo que estamos pidiendo es no utilizar precios de referencia para calcular el precio local y utilizar directamente los precios de compra.

¿Es lo que en algún momento se había planteado?

La Aresep lo plantea, pero requiere un camino largo y no es tan inmediato como Recope lo está solicitando. Nosotros proponemos usar un precio CIF porque Recope lo que recibe son facturas CIF (incluidos fletes, seguros etc). Lo que decimos es, si existe un reconocimiento de que Recope es una empresa eficiente importando, entonces, el dato más transparente y más ajustado a la realidad es el precio de importación tal cual viene en la factura.

¿Eso como beneficia a los usuarios?

Se presume que utilizar el precio de referencia internacional genera rentas a Recope. Para eliminar esas dudas, la forma más transparente de hacerlo es utilizar los precios de importación real.

¿Cómo se podría corroborar esa eficiencia en la compra de Recope?

Esa posibilidad está abierta y se puede hacer en todo momento. Los contratos de importación de Recope están basados en el precio de referencia internacional.

Aresep propone que los costos de Recope se incorporen como un valor absoluto en el precio y se revisen anualmente. ¿Están de acuerdo?

Sí. Recope tiene varias actividades funcionales: importación, producción (en la actualidad no lo está haciendo), almacenamiento, trasiego y la distribución. En la propuesta de Aresep todos los costos están juntos. Estamos pidiendo separarlos para saber cuál es el costo de cada actividad y es una forma muy transparente de reflejar el costo de operación de Recope. No vemos inconveniente en que la revisión se haga anualmente.

Aún no se define como se trasladará al usuario el cambio de precio por eliminar el subsidio cruzado que hoy favorece a algunos combustibles.

Eso es potestad regulatoria. Le corresponde a la Aresep definir si va a establecer un mecanismo de transición o no.