Gustavo Arias Retana. 1 febrero
La candidata de menor edad en la contienda es Adriana María Castro Mora, quien busca la alcaldía de San Mateo. Foto: Shutterstock.
La candidata de menor edad en la contienda es Adriana María Castro Mora, quien busca la alcaldía de San Mateo. Foto: Shutterstock.

El grueso de las candidaturas a alcalde, de este domingo 2 de febrero, recae en personas de 50 años o más.

386 de las 692 postulaciones son encabezadas por políticos de esas edades, es decir, casi el 56%.

En general, el promedio de edad de los candidatos a las alcaldías es de 50 años. Sin embargo, esa cifra es mayor en varias de las agrupaciones políticas.

Por ejemplo, de los partidos con más candidaturas nacionales, Integración Nacional (PIN) tiene el promedio más alto, con 56 años. Le siguen la Unidad Social Cristiana (PUSC), con 55; Alianza Demócrata Cristiana (ADC), con 55; y Nuestro Pueblo, con 51.

Liberación Nacional (PLN) y el Republicano Social Cristiano (PRSC) registran un promedio de edad igual al del país, 50 años.

Los que cuentan con un promedio de edad menor al nacional son Acción Ciudadana (PAC), con una media de 47 años; Nueva Generación (PNG), con 47; Nueva República (PNR) con 48; Frente Amplio (FA) con 48; Unidos Podemos, con 49; y Restauración Nacional con 49.

El candidato de mayor edad es Rafael Ángel Fallas Chacón de 84 años, quien busca llegar a la municipalidad de Tarrazú por el partido Restauración Nacional (PRN).

Los partidos que tienen más candidatos mayores de 50 años son el PUSC con 52 aspirantes, Liberación Nacional (PLN) con 45 y Restauración Nacional con 39.

Los jóvenes cuentan con una participación baja en las candidaturas a alcalde . De las 692 postulaciones, solo 76 son de personas entre los 18 y los 35 años.

Esa cifra representa el 11% del total de candidatos, es decir 1 de cada 10.

Los partidos con mayor número de aspirantes de ese grupo etario son el FA, con 11; el PRN, con 9; y el PAC, también con 9.

Solo 21 partidos, una cuarta parte de los 84 que participan, tienen candidaturas encabezadas por personas de 18 a 35 años. Ocho son agrupaciones cantonales o coaliciones que solo compiten en un cantón, mientras que las restantes 13 cuentan con más de una candidatura a nivel nacional.

En 63 partidos, no existen postulaciones de jóvenes.

En los partidos con mayor cantidad de candidaturas (aquellos que compiten en más de diez cantones) quien tiene, proporcionalmente, más representación de jóvenes es el FA, con un 35% de las candidaturas (11 de 31), seguido del PAC con un 20% (9 de 44).

En tanto, los que tienen menos son ADC y Nuestro Pueblo, que no cuentan con ninguna candidatura en ese rango etario.

Desde la perspectiva geográfica, en 32 cantones no hay candidaturas de personas entre los 18 y los 35 años.

El cantón con más candidatos de 18 a 35 años es Santa Bárbara (Heredia), con cuatro aspirantes en ese rango; seguido por Flores (Heredia) y Paraíso (Cartago) con tres candidatos.

19 cantones cuentan con dos candidaturas de jóvenes y 28 con una.

La candidata de menor edad en la contienda es Adriana María Castro Mora, de 20 años, quien busca la alcaldía de San Mateo por el partido Unidos Podemos.

Apatía y apuesta por experiencia

Según dirigentes de las juventudes de varios partidos, es necesario reducir la apatía que tienen los más jóvenes por la política partidaria y abrir más espacios en las agrupaciones políticas.

“Una cosa que influye muchísimo es que las personas jóvenes participamos poco en política partidaria, en general hay una crisis de los partidos políticos a nivel global donde las personas jóvenes no se sienten atraídas a los partidos políticos, pero participan de política en otros espacios, pero nos han enseñado que la política es una mala palabra”, explicó la presidenta de la Juventud del PAC, Marisa Batalla.

Un criterio similar exponen el presidente de la Juventud Liberacionista, Pablo Villalobos y el secretario general de la Juventud del PUSC, Julio Benavides.

“A los jóvenes les cuesta mucho que se interesen en el tema político, más con las noticias tan desmotivantes que se dan a veces con el tema político y la gente deja de creer en la política y para los partidos es cada vez más difícil reclutar”, dijo Villalobos.

“Hay un tema de apatía de la juventud en la participación de procesos políticos, podríamos sumar también el poco espacio que se le da a los jóvenes y la falta de capacitación sobre los procesos internos de los partidos para poder asumir esos puestos de elección popular”, comentó, por su parte, Benavides.

Al lado de la apatía, los dirigentes señalan que, en la contienda municipal, la mayoría de partidos apuestan por figuras “consolidadas” porque cuentan con mayor exposición en los cantones.

“Los partidos políticos apuestan por figuras, líderes comunales que tengan una mayor popularidad en los distritos o los cantones y, por lo general, es gente adulta o mayor porque los jóvenes están comenzando a trabajar en sus cantones".

"Entonces, es más difícil para los jóvenes poder ser tomados en cuenta cuando no han tenido tanta experiencia como personas mayores que han tenido más tiempo en las comunidades, asociaciones de desarrollo, asociaciones deportivas, que es de donde la mayoría de partidos políticos sacan los candidatos”, dijo Villalobos.

Esa dinámica priva, según Batalla, a los cantones de tener perspectivas frescas desde la juventud y, a la vez, incrementa la desilusión de ese grupo etario con la política.

“Influye en la forma de hacer campaña, en la forma de ver las ciudades o los cantones en general, una persona joven va influir en el plan de gobierno, en la incorporación de tecnología a la hora de hacer trámites municipales, en la apropiación de espacios públicos, cosas que tal vez le pueden interesar más a las personas jóvenes y no tanto a otros rangos etarios".

"Por ejemplo, en Costa Rica tenemos muchas personas mayores que piden que se pongan cercas a los parques, que se cierren los parques o las canchas y cuando ven un grupo de personas jóvenes conglomeradas en algún lugar, llaman a la policía porque hay jóvenes en espacios públicos y satanizan el hecho de ser joven y estar reunido en un espacio público y, si hay una candidatura joven, va a entender que las personas necesitan esos espacios, que la apropiación del espacio ayuda al sentimiento de comunidad, pero si siempre tenemos las mismas personas con las mismas ideas de hace 30 años realmente va a ser muy difícil hacer ese cambio de propuestas programáticas”, dijo la presidenta de la Juventud del PAC.

Los tres dirigentes coinciden en que los espacios con los que cuentan, actualmente, las personas de 18 a 35 años en el proceso electoral para las municipales se deben, en gran medida, a que desde los movimientos de juventud se ha impulsado el establecimiento de cuotas dentro de las agrupaciones.

En el PAC, al menos una persona joven tenía que formar parte de la fórmula de la alcaldía (candidato a alcalde o a vicealcalde) y al menos uno de los primeros tres candidatos a las regidurías tenían que ser jóvenes.

Tanto en el PLN y el PUSC se estableció que de la totalidad de candidaturas (incluyendo alcaldes, vicealcaldes, regidores y síndicos) el 20% debían ser de personas entre 18 y 35 años.

Colaboró con esta información el periodista José Andrés Céspedes.