Meditación, danza y tratamiento con perros ayudan a mejoría de pacientes

 16 abril, 2011
Pantalla completa Reproducir
1 de 2

El yoga, el tai-chi, la danza, el teatro y hasta el convivio con los animales surgen como nuevos aliados en el tratamiento de trastornos como depresión, ansiedad, trastorno bipolar o esquizofrenia.

El aporte de los ejercicios, posturas y respiraciones característicos de estas disciplinas fue expuesto ayer en el Congreso Centroamericano de Psiquiatría, celebrado en el hotel Crown Plaza.

“No son terapias alternativas, porque no pueden sustituir a la terapia médica tradicional. Son terapias complementarias que ayudan a que el paciente se desarrolle y tenga una mejor calidad de vida”, dijo Larisa Escalante, psiquiatra que coordinó el foro Psiquiatría y Terapias Complementarias.

El yoga, por ejemplo, ayuda en el tratamiento de trastornos psiquiátricos. Los pacientes asisten a clases diseñadas especialmente para ellos, donde la atención es más individualizada y se utilizan más implementos, como cobijas, almohadas y hasta la pared y los muebles.

“La ansiedad, los ataques de pánico, la esquizofrenia y la depresión tienen síntomas muy distintos, pero tienen en común una carga muy grande de estrés que el yoga trata con sus ejercicios de respiración, sus posturas y la meditación”, explicó Rocío Hernández, especialista en esa disciplina.

Esto ayuda a sobrellevar los efectos adversos de los fármacos.

“Las personas con esquizofrenia, por ejemplo, toman antipsicóticos que pueden contraer músculos o causar síndrome metabólico que puede engordarles. Ejercicios como los del yoga o tai-chi hacen que las personas también fortalezcan su físico y se sientan mejor”, aseguró Escalante.

La terapia con danza y movimiento permiten que las personas expresen sus sentimientos, se relajen y mejoren su autoestima.

“Ayuda a personas con trastornos de alimentación, trastorno bipolar o depresión”, dijo Marisol Cubero, quien da este tipo de terapia.

Finalmente, animales como perros pueden ayudar a que personas con trastornos de ansiedad se relajen y a que individuos depresivos se reanimen, lo que aumenta el éxito de la terapia convencional.