Irene Rodríguez.   17 octubre
Aunque los derivados de la marihuana sí tienen un rol preponderante en la epidemia de la enfermedad pulmonar, las autoridades estadounidenses advierten que lo ideal es dejar cualquier tipo de vapeador. (AP Photo/Frank Franklin II, File)

Los vapeadores que se usan con derivados de la marihuana, sí jugarían un rol determinante en el mal pulmonar asociado con el vapeo. Así lo dio a conocer la tarde de este jueves el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

La sustancia que especialmente estaría involucrada es el tetrahidrocannabinol (THC), responsable de crear los efectos psicoactivos de la marihuana.

Según los datos, el 78% de los pacientes afectados dijo utilizar THC en sus vapeadores, y el 31% empleaba únicamente productos con esta sustancia. Por su parte, el 58% dijo utilizar vapeadores con nicotina.

“Sí, sabemos que el THC está presente en la mayoría de las muestras que la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha revisado hasta el momento. La mayoría de los pacientes reporta una historia de utilización de productos con THC”, destaca el CDC en un comunicado oficial.

Y añade: “los últimos datos nacionales y estatales sugieren que los productos con THC, particularmente los que se adquieren en la calle o de otras formas informales, están ligados a la mayoría de los casos y juegan un rol mayor en la epidemia. Por ello recomendamos no usar productos con THC”.

La autoridad de salud indicó que el THC se ha asociado con varios efectos para la salud, particularmente si su uso es prolongado. Según el comunicado oficial, la mejor forma de evitar los efectos potenciales es no usar THC, ni siquiera en productos como cigarrillos electrónicos.

#related
¿Entonces los vapeadores sin THC sí pueden usarse?

La recomendación es no hacerlo, pues todavía hay muchas dudas. No todas las personas con esta enfermedad han utilizado productos con THC y muestran los mismos síntomas.

“Aún se desconocen la causa o causas específicas del daño pulmonar. La única forma de asegurarse de que usted no está en riesgo es que, al menos, mientras dure esta investigación, se abstenga de todo tipo de cigarrillos electrónicos y productos de vapeadores”, cita el documento.

“El uso de vapeadores es inseguro para todas las edades, independientemente de si contienen THC o nicotina”, añade el texto.

Las autoridades indican que no hay un compuesto o ingrediente que pueda ser causa directa de la enfermedad, y más bien podría deberse a la combinación de más de uno. Muchas sustancias y dispositivos están en investigación.

Los números de la enfermedad

La tarde de este jueves se presentaron los últimos datos, con una fecha de corte al 15 de octubre. Para entonces se habían registrado 1.549 casos en 49 estados estadounidenses, en la ciudad de Washington DC y las Islas Vírgenes. Solo Alaska no registra pacientes.

El promedio de edad de los afectados es de 23 años, pero se registran personas entre los 13 y los 75 años.

Las muertes ya suman 33 en 24 estados. La edad promedio de los fallecidos es de 44 años, pero el rango oscila entre los 17 y los 75 años.

Dentro de los síntomas se encuentran: tos, dificultad respiratoria, dolor de pecho, náuseas, vómito, dolor abdominal, diarrea, fiebre, escalofríos y pérdida de peso.

De acuerdo con la información del CDC, en algunos casos los pacientes experimentaron los síntomas en cuestión de horas, a otros les tomó varias semanas.