Irene Rodríguez. 24 marzo
En el Reporte Mundial de la Felicidad 2020 Costa Rica aparece como el país más feliz de América Latina y el número 15 a nivel mundial.
En el Reporte Mundial de la Felicidad 2020 Costa Rica aparece como el país más feliz de América Latina y el número 15 a nivel mundial.

En medio de muchas noticias dramáticas por la pandemia de covid-19 que golpea a todas las naciones, se da a conocer esta semana el Reporte Mundial de Felicidad 2020, que toma en cuenta datos del año pasado.

Se trata de un informe realizado por la organización internacional, Red para el Desarrollo Sostenible, según el cual nuestro país ocupa el lugar número 15 en medio de 153 países, es el segundo país más feliz del continente americano (solo superado por Canadá, en el puesto 11) y el país más feliz de América Latina.

Nuestro país obtuvo un puntaje de 7.121 de 10.000 posibles, 688 puntos menos de los que obtuvo Finlandia, en el primer lugar (por tercer año consecutivo), y 4.554 puntos más de los que obtuvo Afganistán en el último lugar.

La calificación promedio fue de 5.473 puntos.

Si nos vamos por ciudades, San José al parecer es un mejor lugar para vivir, se ubica en el puesto 11, como mejor ciudad de todo el continente americano, solo superada en el mundo por sitios como Helsinki (Finlandia), Aarhus (Dinamarca) y Wellington (Nueva Zelanda), que obtuvieron los tres primeros sitios.

“La felicidad es algo intangible, pero todos la buscamos y nos gustaría estar en un lugar que nos haga felices”, comentó la socióloga Andrea Fonseca.

Así se mide la felicidad de un país

Costa Rica aparece en el puesto 15 de 153, fortalezas como laesperanza de vida saludable al nacer, y el contar con personas cercanas para momentos difíciles lo hacen una de los 20 países más felices.

FUENTE: WORLD HAPPINESS REPORT 2020    || W.S. INFOGRAFÍA / LA NACIÓN.

¿Es la felicidad algo medible?

Los creadores de este reporte son enfáticos en que, el hecho de que Finlandia, por ejemplo, ocupe el primer lugar del escalafón mundial –o el hecho de que Costa Rica tenga el primer lugar de América Latina– no quiere, ni por asomo, decir que los habitantes de esa nación sean los más felices del planeta. Sin embargo, en promedio, sí tienen más oportunidades para alcanzar la felicidad en comparación con quienes viven en otros lugares.

¿Cómo se obtiene esta puntuación? El Índice de Felicidad toma en cuenta varios factores como la esperanza de vida saludable al nacer (la cantidad de años que una persona vive con salud y calidad de vida), cuán democrática es dicha nación y el producto interno bruto per cápita (el PIB que le corresponde, en promedio, a cada habitante).

Además, en el análisis entra en juego una encuesta sobre felicidad realizada por la firma Gallup en todos los países. De esta herramienta se analizan algunas variables: soporte social (tener a personas que apoyen en momentos difíciles), libertad para tomar decisiones, percepción de corrupción en el país y generosidad (participar de actos de caridad).

Asimismo, se ven los aspectos positivos que cada persona dice tener en su vida cotidiana: risa, amor, momentos de diversión, así como sensaciones negativas: miedo, tristeza, inseguridad.

Este reporte añade algo más: un país imaginario llamado Distopía, en donde los ciudadanos son menos felices y tienen la menor cantidad de recursos para conseguir esa alegría. Su nombre es el antónimo de “Utopía”.

Todos los países fueron comparados con Distopía y eso se utilizó como un rubro más en todo el análisis.

Según Fonseca, cada persona tiene también sus propios parámetros para medir su nivel de felicidad: “existen símbolos y significaciones sociales que podrían indicar efectivamente si una persona se siente más ó menos feliz. Es algo muy personal, esa opinión estará determinada por el entorno social en el cual se desenvuelve, así como por su experiencia de vida”.

Lo que nos hace más felices y lo que nos baja puntos

Dentro de los aspectos que nos coloca en una posición privilegiada está nuestra esperanza de vida saludable, es decir, la cantidad de años que un costarricense tiene con salud y bienestar. De los 78 años que vive en promedio un nacional, 71,3 son con buena salud, es una de las esperanzas más altas del mundo.

Además, según la encuesta de Gallup, el 93% se siente con libertad para tomar decisiones y el 98% dice tener a quién recurrir en momentos de dificultad.

Pero, por otro lado, hay 69 países con ingreso per cápita mayor, el 65% de las personas aseguran que hay corrupción en el país.

Y, según la encuesta de Gallup, el tico no considera que los compatriotas sean generosos. En eso la nota que nos ponemos en la encuesta es negativa, es de -1, por lo cual este rubro nos suma muy pocos puntos a la nota.

LEA TAMBIÉN

La felicidad

Pero... ¿no era Costa Rica el más feliz?

Costa Rica nunca ha ocupado el primer lugar en el Reporte Mundial de Felicidad desde su primera edición en el 2006. Su puesto más alto ha sido el número 12, obtenido el año pasado y en 2017. Nuestro país sí aparece como país más feliz del mundo, pero de acuerdo con otro estudio: el Happy Planet Index (Índice Planeta Feliz), que se publicó por última vez en el 2016.

En este otro reporte, Costa Rica ha sido el más feliz en los años: 2008, 2010 y 2016.

¿A qué debe la diferencia? Es simple: cada estudio mide rubros distintos con metodologías diferentes. Aunque ambos análisis tienen una definición similar de la felicidad –basada en índices como salud, satisfacción de los individuos y equidad social– los investigadores toman en cuenta criterios similares pero no iguales.

El Happy Planet Index (realizado desde el 2000 por la fundación inglesa New Economics) mide cuatro aspectos: el bienestar de los habitantes –basado en la misma encuesta de la firma Gallup–, esperanza de vida al nacer, inequidades en la sociedad y la huella ecológica (cantidad de recursos naturales que se consumen frente a la capacidad del ecosistema para generarlos).

De esta manera, los tres primeros rubros se multiplican y se dividen entre la huella ecológica. Costa Rica ha liderado este índice en los años 2016, 2012 y 2010.

Otra diferencia es que el Happy Planet Index toma la encuesta de Gallup como un solo rubro y no cuenta sus variables por aparte dentro de la calificación.

Por su parte, el Reporte Mundial de la Felicidad, no considera la huella ecológica y no incluye la esperanza de vida al nacer. Lo que usa, como se explicó anteriormente, es la esperanza de vida saludable (años que vive una persona con buena salud).

Vacíos que dejan los índices de felicidad en tiempos del covid-19

Hay temas que podrían ser determinantes para alcanzar la felicidad cotidiana de los habitantes de un país que no son medidos por estos análisis.

Por ejemplo, la pandemia del covid-19 y su impacto en el país tiene su peso sobre la salud mental y emocional del tico, y, con esto, en su felicidad. No obstante, este informe midió lo vivido el año pasado. Así que, tomando algo común de lo vivido en 2019, aunque muchos costarricenses podrían sentir frustración por el tránsito y eso influiría directamente en su nivel de felicidad, este rubro no se toma en cuenta.

Lo de covid-19 podría ser determinante para la felicidad de algunas personas en este momento: “el aislamiento ha evidenciado la necesidad del ser humano de estar en contacto físico con otros. De dar y recibir muestras de afecto para sentirse socialmente aceptados, a pesar de los avances tecnológicos”.

Y agrega: “a nivel sociológico, hay mucho por analizar a raíz del surgimiento del covid-19. Después de mucho tiempo, las personas añoran volver a realizar las actividades que hasta poco resultaban cotidianas tales como dar y recibir abrazos, visitar la familia, reunirse con los amigos, ir al parque, al cine, disfrutar de un atardecer, ensayar en un coro, asistir a la iglesia, etc. La felicidad definitivamente tiene un componente social. No se puede ser feliz aislado de los demás”.

Tampoco se miden aspectos que son claves para quienes estudian la salud mental y emocional de una población, como la depresión, la tasa de homicidios o la tasa de suicidios, algo que varias naciones han sugerido que estos índices incluyan.