Irene Rodríguez.   7 julio
Cuando una persona con un virus respiratorio tose o estornuda, en su saliva viajan partículas del virus, por eso es que es importante el protocolo de cubrirse con el antebrazo al estornudar o toser. Fotografía: CCSS

Cada vez es mayor la evidencia de que el virus SARS-CoV-2, causante de la covid-19, pueda transmitirse también por aerosol o partículas aerosolizadas que quedan suspedidas en el aire después de que una persona con el virus tose o estornuda.

Este fue el pronunciamiento que hizo este martes la Organización Mundial de la Salud (OMS), sobre un tema sobre el cual había insistido en que no había pruebas suficientes ni consenso alguno.

Su criterio, sin embargo, dio un viraje y aceptó que hay evidencias de que el contagio es posible de esa vía en atención a una carta enviada por 239 investigadores de diferentes ramos que le pedían incluir esta forma de transmisión.

“Somos conscientes de que hay evidencia en proceso y por tanto creemos que debemos estar abiertos acerca de admitir medios de transmisión”, afirmó en conferencia de prensa Benedetta Allegranzi, especialista en enfermedades infecciosas de la OMS.

“Por esta posibilidad recomendamos evitar espacios cerrados y preferir los espacios abiertos, con mayor circulación de aire”, añadió.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, inmunólogo y director general de la Organizacion recordó que el SARS-CoV-2 “es un virus peligroso. se mueve rápido, es asesino”

“Debemos estar conscientes de su modos de acción y basarnos en evidencia científica para controlarlo”, expresó.

Sin embargo, ¿qué quiere decir transmisión por aerosoles? ¿esto representa un mayor riesgo de contagio? La Nación revisó el pronunciamiento de los 239 científicos, leyó lo que se ha escrito en el tema y conversó con la infectóloga y exministra de Salud María Luisa Ávila para así tener una noción más completa de este tipo de transmisión y su peso en la dinámica del virus.

#related

Paso a paso

De primera entrada, la enfermedad causada por este tipo de transmisión no implica que vaya a darse un cuadro más grave o más leve, la enfermedad es la misma, lo que varía es la forma en la que se infecta una persona.

Para entender cómo sucede el contagio con aerosoles debemos entender primero cómo actúan los virus respiratorios.

Un virus ingresa al cuerpo humano a través de las mucosas de los ojos, nariz o boca. Para ello se requiere que una persona infectada con el virus lo exponga a una persona sana.

“El virus no brinca por sí solo, necesita una persona enferma que lo transmita y esta persona saca su virus a través de su saliva”, explicó Ávila.

Ver más!

Dos de los síntomas más comunes de estos virus son la tos y los estornudos, ambos despiden saliva y esta saliva contiene gotas con miles de copias del virus. Estas gotas de saliva también pueden salir a través de hablar, cantar o gritar. Cantar o gritar liberan más saliva que hablar.

La OMS y especialistas en infectología e inmunología coinciden en que la forma principal de transmisión es a través de gotas o gotículas de saliva.

Cada vez que una persona con el virus tose o estornuda, las gotículas más grandes viajan aproximadamente un metro y luego caen. Si la persona sana se encuentra cerca de la enferma, muy posiblemente entre en contacto con la saliva que sale despedida de esta última.

Sin embargo, hay otras partículas más pequeñas y livianas que podrían quedarse suspendidas más tiempo en el aire, y llegar a personas que estén a mayor distancia, o, que una persona camine poco tiempo después de ese estornudo o tos y, al respirar, entre en contacto con el virus y lo inhale.

“Es como un rocío, cuando usted toma un aerosol, como un desodorante o un insecticida y lo acciona ve que hay partículas, como una espcie de rocío que quedan suspendidas en el aire, es así”, manifestó Ávila.

En entrevista con The New York Times, la especialista en virología Linsey Marr fue más allá: “desde 1946 sabemos que tanto la tos como el hablar generan partículas de aerosol”. “

Para los 239 especialistas, esta transmisión por aerosoles puede ser la fuente de muchos eventos de superdiseminación del virus (en las que una sola persona infecta a más personas del promedio, en covid-19 se ha visto hasta 54 personas), pues, al estar suspendidas en el aire permanecen durante más tiempo con capacidad infecciosa.

“Esa, y el que yo no sé si puedo o no estar enfermo, es la importancia del uso de mascarillas en la vía pública, no es tanto protegerme a mí mismo, si no, proteger a la otra persona de que yo pueda enfermarla”, indicó el demógrafo Luis Rosero.

Hay una tercera forma de transmisión que en un inicio de la pandemia se creyó más fuerte y determinante de lo que se presume hoy: el contagio por fomites. Se trata de superficies como mesas, paredes ropa u otros objetos en donde caen las gotículas con el virus y que, si la persona las toca y luego toca su cara podría infectarse, esta sí es una forma de transmisión de covid-19, solo que su peso no es tan alto.

“La transmisión por aerosol opera en paralelo con un la ruta de las gotículas y la de las fomites”, indica la carta de los 239 científicos.

En condiciones específicas

Ávila señala que este tipo de transmisión también requiere de unas condiciones específicas para ser eficaz.

“No es que usted vaya a estar en una parada de bus, un lugar así de abierto, usted va a estornudar o a toser; el bus llega, usted se monta y luego otra persona llega a la parada y se infecta. Aunque aún no sabemos cuánto tiempo puede estar el virus en el aire, en un lugar abierto y donde hay viento la transmisión no es tan fácil”, destacó la infectóloga.

La opinión de los 239 científicos es la misma: hay condiciones bajo las cuales la transmisión por aerosol es un riesgo mayor.

Dentro de estas condiciones de mayor posibilidad de transmisión que señala el documento están: espacios cerrados sin suficiente ventilación, en donde las puertas y ventanas están cerradas o no hay ventanas del todo y los lugares de alta concentración de personas y aglomeraciones. Otra situación de riesgo es permanecer durante más de 15 minutos en contacto cercano con personas que no son de la burbuja social. En estos casos el uso de mascarillas disminuye el riesgo, aunque no lo desaparece.

No es necesario que haya una gran cantidad de personas en el lugar cerrado, con una persona con la enfermedad y una sana basta, aunque el riesgo sí aumenta en sitios hacinados.

¿Cuánto tiempo dura el virus en el aire? Depende de muchos factores, en un lugar al aire libre el tiempo es mucho menor a un lugar cerrado sin circulación de aire. Los lugares cerrados, pero con puertas y ventanas abiertas tendrían un riesgo intermedio. También la humedad del lugar influye: a más humedad, menos riesgo.

En este sentido, la capacidad de transmisión por aire de la covid-19 parece ser, hasta el momento, más baja que la del sarampión, un virus que ya ha demostrado ser mucho más contagioso que el causante de la actual pandemia. Solo por poner un ejemplo, en condiciones naturales, sin vacuna y sin medidas, una sola persona con covid-19 podría infectar a tres o cuatro, pero una con sarampión infectaría de 15 a 18.

¿Cómo minimizar mi riesgo?

Las recomendaciones de los especialistas para minimizar el riesgo de contagio por aerosol son las siguientes.

- Mantenga distancia física con las demás personas. Al menos 1,8 metros. Esa sigue siendo la principal regla.

- Evite las aglomeraciones. Si no puede evitarlas, use mascarilla.

- Procure no ir a lugares cerrados y con poca ventilación de aire.

- Si usted ya está en un lugar cerrado, abra puertas y ventanas para mejorar la circulación del aire.

- Evite conversaciones de más de 15 minutos con personas que no son de su burbuja social, si debe hacerlo, busque un lugar abierto y prefiera utilizar mascarilla o careta.