Salud

Trabajar más de diez horas al día se asocia con mayor riesgo de derrame cerebral

Si este ritmo laboral se mantiene durante más de diez años, estas posibilidades pueden subir a un 45%, según estudio realizado en 144.000 personas

Trabajar más de diez horas al día de forma constante tiene riesgos para la salud.

Investigadores franceses revisaron la información de 143.592 personas y vieron que quienes mantienen este ritmo laboral tienen mayor riesgo de accidentes cerebrovasculares (ACV) –popularmente conocidos como derrames cerebrales–, que quienes no tienen ese ritmo de trabajo.

Los resultados, publicados en la revista Stroke, de la Asociación Estadounidense del Corazón, señalan que si la persona continúa en esas condiciones de trabajo durante al menos diez años, las posibilidades de sufrir este mal cardiovascular podrían ser aún mayores.

“Esto no quiere decir que todas las personas que trabajan diez horas de vez en cuando durante el año tengan este riesgo. Hablamos de personas en las que más bien es raro trabajar menos tiempo durante un día", aclaró Marc Fadel, investigador principal, en un comunicado de prensa.

¿Qué es un ACV? Esta afección, también llamada infarto cerebral, tiene dos tipos diferentes: el isquémico y el hemorrágico. En el infarto isquémico lo que sucede es que se tapa una arteria y esto impide el paso normal de la sangre hacia las neuronas. La situación puede deberse a la formación de un coágulo sanguíneo, o a que este se “arrastra”desde el corazón, u otra parte del cuerpo, hasta llegar a las arterias cerebrales. Al ser estas más angostas, el paso de sangre se dificulta o se corta.

En el ACV hemorrágico, por su parte, una de las arterias cerebrales se estalla y se provoca una hemorragia a lo interno del cerebro.

El estudio

Los investigadores tomaron en cuenta una base de datos de un estudio mayor realizado en Francia llamado Constances, que tomó en cuenta a 143.592 personas entre los 18 y los 69 años a quienes se les da seguimiento activo.

Este análisis recopiló los datos entre 2012 y 2018 y se encontró que 1.224 personas sufrieron un derrame en este tiempo. El 29% de ellos reportó trabajar más de diez horas al día constantemente y el 10% indicó haber tenido esta práctica durante al menos diez años.

Los científicos encontraron que los participantes con jornadas laborales tan largas tenían un riesgo 29% mayor a quienes no contaban con este tipo de horario de trabajo. Por su parte, quienes laboraban de esta forma durante al menos diez años, tenían un riesgo aumentado de 45%.

“La asociación entre diez años de trabajo, durante tantas horas y un ACV parece ser mayor para las personas menores de 50 años. Esto es algo inesperado. Se necesita estudiar aún más esta conclusión”, destacó a la prensa Alexis Descatha, uno de los investigadores.

¿Cómo detectar un ACV?

Una de las mayores preocupaciones de los médicos es la gran cantidad de secuelas que las personas pueden experimentar tras sobrevivir a un derrame.

En una entrevista anterior, el neurólogo Miguel Barboza explicó las razones por las cuales un ACV resulta tan perjudicial.

“El cerebro es muy frágil. Si ya no les llega sangre a las neuronas, estas no tienen la capacidad de regeneración que tienen otras células del cuerpo. Las neuronas mueren, y en el cerebro queda una cicatriz. El impacto es muy grande, por cada segundo de oclusión (bloqueo del paso de sangre) mueren 32 millones de neuronas”, explicó Barboza, quien labora en el Hospital Calderón Guardia.

Por esto mismo, es necesario que este se detecte de forma temprana. En el 2016, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) lanzó la estrategia CAMALEON, un juego de palabras que ayuda a recordar fácilmente las señales:

CA: Cara. Se nota debilidad en la mitad del rostro.

MA: Mano. Se pierde la capacidad para levantar la mano y el brazo.

LE: Lenguaje. Pérdida de capacidad de pronunciar o entender palabras.

ON: Darle ON al teléfono. Llamar al 911.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.