Salud

Si se vacunó con Johnson & Johnson contra covid-19 aún no es momento de refuerzos

Una viróloga y un farmacéutico indican que las características de esta vacuna protegen lo suficiente para que, de momento, no haga falta participar de la campaña masiva

La vacuna contra covid-19 de Johnson & Johnson fue la más buscada por los costarricenses que viajaron a Estados Unidos a inocularse, pues al ser de una sola dosis permitía hacer un único viaje.

Aeropuertos como el de Miami o el de Orlando, incluso ofrecen este fármaco sin salir de la terminal, con lo que no hacía falta buscar un lugar para pasar la noche.

Los ticos tuvieron acceso a esta vacuna a partir de marzo y muchos continúan viajando por ella.

Sin embargo, con la apertura de la campaña en Costa Rica para personas sin factores de riesgo, algunos de los vacunados en Estados Unidos podrían preguntarse si será necesario recibir aquí una o ambas dosis del biológico de Pfizer.

La Nación consultó al farmacéutico Santiago Rodríguez y a la viróloga Eugenia Corrales Aguilar, quienes coinciden en que si una persona se vacuna de nuevo no tendría mayores efectos secundarios, pero realmente no es necesario hacerlo.

“Las personas que se vacunaron con Johnson & Johnson deben estar confiadas de que ya tienen el esquema completo y este da una buena respuesta inmune”, recalcó Corrales.

Rodríguez complementó: “en general, la respuesta que mi cuerpo va a generar es muy parecida con cualquiera de las vacunas. De momento no hace falta más”.

Esta protección también se da contra la variante delta, considerada hasta un 60% más transmisible que las otras.

Características de la vacuna

La vacuna de Johnson & Johnson no tiene el mismo mecanismo para protegernos del virus que las vacunas de Pfizer y Moderna, que utilizan ARN mensajero.

Ese fármaco se parece más al de AstraZeneca, que funciona con un mecanismo llamado vector viral.

Ese vector viral es un adenovirus, un virus que causa gripe común, pero que fue modificado de tal manera que no se replique en nuestro cuerpo ni pueda provocar una enfermedad.

Ese adenovirus posee un gen del SARS-CoV-2, virus causante de la covid-19. Ese gen pertenece a la proteína S, espiga o espícula, que es clave por ser la puerta de entrada del virus a nuestro organismo.

Cuando la vacuna ingresa al organismo le da las instrucciones para formar la proteína S. Entonces, si se entra en contacto con el virus, nuestro cuerpo reconocerá la proteína S del patógeno y atacará.

¿Por qué AstraZeneca requiere dos dosis y Johnson & Johnson solo una? Rodríguez explica que eso se debe al mecanismo de acción de la vacuna, es decir, la forma en la que fue fabricada y produce anticuerpos.

“Posiblemente la de Johnson & Johnson no alcance el nivel de anticuerpos tan altos, pero sí defiende lo suficiente”, aseguró.

Corrales indicó que no hay mucha diferencia a la hora de prevenir enfermedad grave, internamientos y muertes.

“Lo que se está viendo con la vacuna de Johnson & Johnson, y son datos que ya están publicados, es que es muy buena protegiendo contra severidad y hospitalización, casi al nivel de Pfizer, AstraZeneca y Moderna con esquema completo”, afirmó la viróloga.

“Lo que sí se ha visto es que tal vez no previene tanto el desarrollo de síntomas, o sea que si usted se infecta va a tener más síntomas tal vez, pero no se va complicar”, añadió.

¿Para cuándo sería necesario un refuerzo?

Ambos entrevistados coinciden en que no hay forma de saberlo con certeza, pero que, en todo caso, si el virus cambiara lo suficiente, es muy probable que las vacunas se adapten a esos cambios.

“El refuerzo no se está viendo necesario porque la vacuna se mantiene eficaz contra las variantes que hay en este momento.

“Eso no quiere decir que no salga una variante a futuro, que nos haga la vida a palitos, y que nos haga volver a vacunar con una composición diferente a la que tenemos ahora, no sería la misma vacuna, se cambiaría lo que se está vacunando, como sucede con influenza todos los años”, subrayó la viróloga.

¿Hay probabilidades de ‘sobredosis’?

Hasta el momento no se han registrado efectos adversos para personas que tengan dos esquemas completos de este fármaco. Sin embargo, los especialistas indican que, al no haber necesidad, es mejor dejar las dosis disponibles en las campañas a quienes no tienen ninguna.

“No hay datos que le hagan a un pensar que podría ser dañino el tener dos esquemas completos, el gran pero es desde el punto de vista ético”, enfatizó Corrales Aguilar.

“Ya la persona que se vacunó con Johnson & Johnson tiene el esquema completo, si yo voy en busca de más vacunas, le podría estar quitando sus dosis a una persona que no tuvo la posibilidad de viajar. Desde lo ético no es lo más correcto”, concluyó.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.