El Mercurio/ GDA. 12 julio
Una buena alimentación siempre será determinante para tener una buena salud. Archivo LN
Una buena alimentación siempre será determinante para tener una buena salud. Archivo LN

Santiago, Chile. Incluso en personas delgadas o con solo un ligero sobrepeso, la reducción de al menos 300 calorías diarias significa una mejora importante en indicadores de dolencias graves, como la diabetes o los infartos, asegura un nuevo estudio.

La investigación siguió durante dos años a un grupo de 218 pacientes y encontró que esa disminución en la ingesta diaria de calorías mejoró los niveles de colesterol, presión arterial, azúcar en la sangre y otros indicadores clave en la prevención de enfermedades.

“Hay algo acerca de la restricción calórica, algún mecanismo que todavía no entendemos que produce estas mejorías”, dijo el cardiólogo William Kraus, profesor de Medicina en la Universidad de Duke.

Por eso, aseguró el investigador, continuarán haciendo un seguimiento de los participantes en el estudio para intentar descubrir cuál puede ser esa “señal metabólica o molécula mágica”. El estudio fue publicado en la revista The Lancet Diabetes & Endocrinology.