El Mercurio/ GDA. 6 agosto
Tras los análisis, los investigadores vieron que en los hombres se vieron tres regiones cerebrales afectadas por los cambios producidos por los cabezazos, mientras que en las mujeres se contabilizaron ocho áreas con secuelas. Foto: Shutterstock con fines ilustrativos.
Tras los análisis, los investigadores vieron que en los hombres se vieron tres regiones cerebrales afectadas por los cambios producidos por los cabezazos, mientras que en las mujeres se contabilizaron ocho áreas con secuelas. Foto: Shutterstock con fines ilustrativos.

Chile. Pegarle al balón con la cabeza puede no ser la mejor idea, menos si es mujer.. Un nuevo estudio publicado en la revista Radiology comprobó que las futbolistas tienen más cambios en su tejido cerebral tras pegar cabezazos reiterados a la pelota, en comparación con los hombres

“En general, los hombres pegan más cabezazos que las mujeres, pero queríamos examinar específicamente si hombres y mujeres tienen las mismas consecuencias con una exposición similar a impactos repetitivos en la cabeza”, dijo Michael L. Lipton, encargado del estudio y profesor de radiología de la Escuela de Medicina del Albert Einstein College (Estados Unidos).

Para ello, el doctor Lipton y sus colegas usaron imágenes por tensor de difusión (DTI por sus siglas en inglés), una avanzada técnica de resonancia magnética, para ver los cambios en el cerebro de 98 jugadores de fútbol amateur (49 mujeres y 49 hombres) con una edad promedio de 25,8 años.

Todos los participantes llevaban varios años jugando fútbol, incluido 12 meses cabeceando con frecuencia.

Según mostraron los resultados de los análisis, aunque todos los futbolistas estudiados tenían cambios en la microestructura de su materia blanca, las mujeres mostraban estos cambios a lo largo de un mayor volumen de tejido cerebral.

“En los dos grupos vimos que el efecto en la materia blanca del cerebro se incrementó cuando se daban más cabezazos”, dijo el doctor Lipton. “Pero las mujeres mostraban unas cinco veces más anormalidades microestructurales que los hombres cuando acumulaban un número similar de golpes a la pelota con la cabeza”.

Secuelas

Estos cambios en el cerebro podrían relacionarse con inflamación o pérdida de neuronas. Pero, además, si en los hombres se vieron tres regiones cerebrales afectadas por estos cambios, en las mujeres se contabilizaron ocho.

Aunque el doctor Lipton aseguró que este es un estudio preliminar y hacen faltan más investigaciones para confirmar esta diferencia de género ante los golpes con la cabeza al balón, también explicó que “el mensaje importante es que hay individuos que son más sensibles a los cabezazos que otros”

Los cabezazos se asocian con anormalidades en la sustancia blanca del cerebro, similares a las observadas en pacientes con lesión cerebral traumática. A largo plazo se ha asociado con el deterioro cognitivo y a cambios de comportamiento. /GDA