Irene Rodríguez.   18 enero
Esta es parte de la dinámica que se observa en una unidad de cuidado intensivo que atiende pacientes con covid-19. Fotografía: Cortesía Hospital México

La tarde de este lunes, los hospitales de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) tenían libres 17 camas de cuidados intensivos críticos, según un informe remitido cerca de mediodía.

En esas unidades se atiende a los pacientes con mayores complicaciones y que tienen en mayor riesgo su salud y su vida.

En estas UCI hay 83 camas ocupadas y otras nueve están bloqueadas. Esto representa una ocupación del 83% de las que están habilitadas.

Hay varias posibilidades por las cuales una cama puede estar bloqueada, una por la atención de pacientes que requieren aislamiento por presencia de microorganismos altamente peligrosos, otra porque se está realizando algún tipo de desinfección especial en el área.

Por su parte, en las UCI severas, donde están pacientes que no están tan graves ni con tantas complicaciones, hay 148 ocupadas, 89 libres y tres no disponibles. Esto representa un 62% de ocupación.

En el Hospital Nacional de Niños las cinco camas de UCI están libres y ninguna está bloqueada, por lo que la ocupación es del 0%.

Si se toman en cuenta todas las camas de UCI, la ocupación es del 68%: hay 231 camas en uso, 111 disponibles y 12 que no están disponibles.

El viernes pasado, fecha del informe anterior, la ocupación total era del 70%, con 238 camas en uso, 103 disponibles y 12 “bloqueadas”.

#related

Centros de mayor saturación

No todos los centros de salud enfrentan la misma situación. Por ejemplo en el Hospital Enrique Baltodano de Liberia no se reportan camas de UCI crítica disponible.

Hay varios hospitales con solo una cama libre, como el Centro Especializado de Atención para Covid-19 (Ceaco), el Hospital México, el Max Peralta de Cartago y el San Rafael de Alajuela.

En cuanto a las camas UCI severas, no hay disponibles en el Hospital de Alajuela ni en el de San Carlos, y solo hay una libre en el Tony Facio de Limón.

La CCSS aclara que estos números son muy cambiantes y pueden variar de un momento a otro, pues responden a la dinámica de la enfermedad. Hay pacientes que pueden mejorar y salir de la UCI, con lo que dejarían su espacio para otra persona. Pero también pueden complicarse y pasar de severo a crítico, o pueden fallecer.