Hasta noviembre se registraron 412 casos.

Por: Michelle Soto 4 diciembre, 2013
Triquitraques, bombetas y explosivos como estos, no se pueden vender a particulares.
Triquitraques, bombetas y explosivos como estos, no se pueden vender a particulares.

A noviembre de 2013, el número de menores quemados alcanzó los 412 casos y según el pronóstico de la Unidad de Quemados del Hospital Nacional de Niños (HNN) esta cifra podría escalar a 450 al finalizar el año.

"Aún nos queda diciembre, un mes que se caracteriza por las quemaduras causadas por pólvora", destacó Carlos Siri, médico y jefe de la Unidad de Quemados del HNN.

En este sentido, el HNN y la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) hicieron un llamado a la población para que sean más cuidadosos ya que el 90% de las quemaduras ocurren en el hogar y el 80% de los menores sufren un trauma de este tipo estando acompañados por un adulto.

"Una quemadura no es un accidente porque se puede prevenir", enfatizó Siri.

De hecho, el 60% de las quemaduras se deben a líquidos calientes, el 21% por contacto directo con un objeto y el 6% por fuego. Los mayores afectados por lesiones causadas por líquidos son los menores de 4 años, mientras que los preadolescentes y adolescentes son los más afectados por quemaduras causadas por la manipulación de pólvora.

Siri recomendó evitar el uso de andaderas y restringir el ingreso de menores a la cocina, así como alejar cualquier objeto que represente un peligro como los cordones de electrodomésticos porque los niños pueden jalarlos y evitar la sobrecarga de enchufes.

"La pólvora es ingobernable", declaró Siri y pidió a la población utilizar otras alternativas para amenizar las fiestas.