Por: Patricia Recio 1 febrero, 2016
Cada bicicleta cuesta ¢1,3 millones.
Cada bicicleta cuesta ¢1,3 millones.

El Hospital Calderón Guardia adquirió dos modernas bicicletas estacionarias que funcionan en el agua y que serán utilizadas en terapias para pacientes con osteoartritis, lesiones medulares, rehabilitación oncológica, artritis reumatoide, procesos post-quirúrgicos, entre otros.

Estos equipos permiten mejorar la movilidad, fuerza muscular y resistencia aeróbica luego de alguna lesión considerable.

Francisco Molina, encargado del servicio de Terapia Física, explicó que este tratamiento está disponible para los pacientes que son atendidos en ese centro médico y se aplica los martes, jueves y viernes a unos 30 pacientes diarios.

Quienes utilizan las bicicletas deben tener una continuidad mensual para ver los resultados. Además, según el terapista, cada especialista de Fisiatría es quien valora y decide si la persona es apta para este tratamiento.

El director del Calderón Guardia, Taciano Lemos, explicó que la iniciativa representa una opción de recuperación y rehabilitación para los pacientes con lesiones serias.

Las nuevas bicicletas están valoradas en ¢1,3 millones cada una.