Irene Rodríguez. Hace 6 días
La anorexia es uno de los trastornos de la conducta alimentaria más comunes. Quienes lo presentan hacen ayunos, dietas estrictas y se sobreejercitan para perder la mayor cantidad de peso posible. Fotografía: Shutterstock.
La anorexia es uno de los trastornos de la conducta alimentaria más comunes. Quienes lo presentan hacen ayunos, dietas estrictas y se sobreejercitan para perder la mayor cantidad de peso posible. Fotografía: Shutterstock.

Enfrentar un trastorno alimentario impacta en toda la familia. No solo es la persona que lo vive, todo su entorno ve las consecuencias.

Por este motivo, la Asociación de Desórdenes de la Conducta Alimentaria de Costa Rica realizará un conversatorio dirigido a los padres de personas que enfrentan alguna de estas condiciones.

Según Silvina Gimpelewicz, presidenta de la asociación, los padres no tienen el suficiente apoyo e información de los servicios de salud pública para enfrentar estas situaciones, por ello se busca este espacio.

De acuerdo con ella, esta es “una buena oportunidad para que los padres pregunten, entiendan y conozcan cómo acompañar a sus hijos frente a un trastorno alimentario”.

En este evento podrán compartir con otros padres, esclarecer dudas y obtener información.

La actividad será el próximo sábado 24 de agosto, en el Hotel Palma Real, en Sabana Norte, a partir de las 9 a. m. La participación tiene un costo de ¢20.000.

Para inscribirse u obtener más información puede comunicarse al 8320-3559.

¿Qué son los trastornos alimentarios?

Los trastornos de la conducta alimentaria son desórdenes que las personas tienen en relación con su forma de comer y la forma en la que esta afecta su salud.

Son varios los tipos de trastornos alimentarios, sin embargo, los más comunes y que ponen en mayor daño a la salud son la anorexia, que consiste en hacer dietas estrictas, ayunos, sobreejercitarse y bajar de peso drásticamente.

También está el trastorno por atracón, en donde la persona ingiere grandes cantidades de comida en poco tiempo, de forma recurrente.

Y la bulimia, en donde la persona se da grandes comilonas como en el trastorno por atracón; sin embargo, luego tiene “conductas compensatorias” y vomita o se purga para sacar todo lo que comió.

Aunque la mayoría de quienes los presentan son mujeres en la adolescencia, esto no exime a hombres, niñas o personas incluso mayores de 50 años.