Irene Rodríguez. 8 marzo
Samuel y Ezequiel Núñez Badilla nacieron unidos por sus cabezas y fueron separados este 23 y 24 de febrero en una cirugía que duró 20 horas.
Samuel y Ezequiel Núñez Badilla nacieron unidos por sus cabezas y fueron separados este 23 y 24 de febrero en una cirugía que duró 20 horas.

Los niños Samuel y Ezequiel Núñez Badilla muestran una respuesta positiva al tratamiento con antibiótico que se les administra desde el miércoles pasado. La fiebre bajó en ambos hermanos.

Así lo dio a conocer la tarde de este jueves Olga Arguedas, directora del Hospital Nacional de Niños (HNN), centro médico donde los gemelos permanecen internados.

La jerarca indicó que Ezequiel continúa respirando por sí mismo sin necesidad de ventilación asistida.

Además, ambos menores muestran "pequeños avances que indican recuperación neurológica"; sin embargo, la especialista no especificó cuáles son estas señales.

Los hermanos Núñez Badilla nacieron unidos por su cabeza en diciembre de 2015. Ellos compartían venas, arterias, nervios y parte de sus cerebros.

La cirugía para separarlos duró 20 horas y se realizó entre el 23 y 24 de febrero pasados.

Los menores permanecen en la Unidad de Cuidados Intensivos donde su condición de salud es monitoreada segundo a segundo.