Irene Rodríguez. 16 septiembre, 2012

Es la segunda enfermedad crónica más común en el país, pero los especialistas consideran que la diabetes tipo 2 puede evitarse si se siguen hábitos de vida saludable.

Consumir leche es muy buena opción, como lo asegura el estudio hecho por Hannia Campos con 1.744 ticos, pero no es la única herramienta contra este mal.

“La diabetes tipo 2 puede evitarse. La persona decide si quiere ser o no diabético. Esta enfermedad es para toda la vida, aumenta los costos de salud. Si nos cuidamos, comemos sanamente y hacemos ejercicio, será más fácil evitar padecerla”, dijo la nutricionista Ana Gladys Aráuz.

La especialista aclaró que si una persona ya tiene diabetes, es vital que siga cuidándose para evitar complicaciones mayores.

“El gordo de la carne, la piel del pollo, natilla, mantequila, quesos y grasas saturadas hacen que se eleve el colesterol. En los diabéticos hay que tener más cuidado. Estas grasas saturadas están escondidas en galletas con relleno, papas fritas, chips fritos y no tienen azúcar. Hay que eliminar estas grasas y cocinar con aceite saludable”, señaló.

Hacerse revisiones médicas todos los años también es importante para controlar el mal.