El Mercurio/ GDA. 18 junio, 2019

Científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México descubrieron en el veneno de escorpión dos compuestos que ayudarían a tratar problemas de salud en humanos.

El primero es de color rojo y demostró ser efectivo contra el estafilococo dorado ( Staphylococcus aureus), bacterias que provocan infecciones en la piel, sepsis, endocarditis y neumonía.

El segundo compuesto es de color azul y mostró ser útil contra la microbacteria que causa tuberculosis, una enfermedad por la que cada día mueren 45 mil personas.

El tratamiento común dura aproximadamente seis meses, haciendo que sea habitual que los pacientes lo abandonen.

Debido a esto, los afectados generan cepas resistentes. Según plantean los académicos mexicanos -quienes ya patentaron el descubrimiento y ahora buscan apoyo para generar más ensayos clínicos e interesar a farmacéuticas-, los nuevos compuestos podrían ayudar a acelerar tratamientos. GDA/El Mercurio/Chile