Por: Irene Vizcaíno.   3 agosto
Los aceleradores lineales del Hospital México trabajan 24 horas, de lunes a sábado. Foto: Rafael Pacheco.

El recién llegado presidente ejecutivo de la CCSS, Román Macaya, fue convocado por la Defensoría de los Habitantes para que precise las soluciones que dará la entidad a los problemas de equipos para tratamiento oncológico.

Con ese objetivo, Macaya fue convocado para el 7 de agosto.

Según la Defensoría, los equipos de los hospitales públicos no tienen la capacidad para atender el crecimiento en la demanda proyectada por la misma Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

En este momento, por ejemplo, se requerirían dos aceledores lineales que funcionen 16 horas por día para atender a los 1.168 pacientes de radioterapia de lo hospitales San Juan de Dios, Nacional de Geriatría y Nacional de Niños.

“La situación sería más grave en el 2021, pues el Hospital San Juan de Dios posee un equipo de cobaltoterapia con 18 años de antigüedad, con un stock de repuestos reducido, que de tener una falla grave, comprometería el tratamiento de más de 500 pacientes, empeorando la situación actual”, añade la Defensoría al citar al Consejo Oncológico Institucional de la Caja.

Precisamente, el Consejo se refería a la última unidad de cobaltoterapia de ese centro médico, que dejó de funcionar en junio pasado.

Es por esa razón que el propio Consejo plantea la urgente necesidad de adquirir un acelerador lineal y ejecutar el proyecto de radioterapia para esos tres centros.

Entre tanto, el servicio de Radioterapia del Hospital México comenzó a trabajar las 24 horas a partir del 9 de julio, para tratar de bajar una lista de espera de 800 pacientes, aproximadamente.

Otra de las medidas fue anunciada el 1.° de agosto, cuando la Caja informó de que volverá a comprar servicios privados de radioterapia, debido a la alta demanda y escasez de equipos.

Aparte de la convocatoria de la Defensoría, el presidente ejecutivo de la CCSS, que asumió el cargo el 1.° de agosto deberá comparecer el 20 de este mes ante los diputados para explicar el desorden en la compra de medicamentos e insumos hospitalarios.