AFP . 19 marzo

¿Sirve la cloroquina contra el coronavirus? El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se mostró este jueves optimista sobre el uso de este medicamento contra la malaria como posible tratamiento para combatir el covid-19, aunque las autoridades sanitarias tuvieron que matizar su entusiasmo.

La primera potencia mundial, que tardó bastante en lanzar los tests de COVID-19, registra más de 10.000 casos confirmados y 153 muertos por la enfermedad.

"Vamos a poder hacer que ese medicamento esté disponible casi de inmediato", dijo Trump a periodistas en una conferencia de prensa en la Casa Blanca, evocando resultados preliminares "muy muy alentadoras".

"Es muy emocionante. Pienso que eso puede cambiar la situación, o puede que no. Pero por lo que he visto, puede cambiar las cosas", siguió.

Según un estudio chino publicado a mediados de febrero, un ensayo clínico hecho en una decena de hospitales dio resultados alentadores con ensayos en más de 100 pacientes.

Pero algunos expertos se muestras de momento cautelosos por la ausencia de datos clínicos sólidos y públicos.

En medio de cierta confusión, Trump aseguró que el tratamiento ya había sido “aprobado” por la Food and Drug Administration (FDA), el organismo que supervisa la comercialización de medicamentos en Estados Unidos.

La FDA matizó sin embargo las afirmaciones del mandatario, limitándose a señalar que la cloroquina ya fue efectivamente aprobada para el tratamiento de la malaria y la artritis, aunque no para el coronavirus.

"El presidente nos pidió analizar de cerca este medicamento. Queremos hacerlo implementando un ensayo clínico extendido y pragmático para obtener informaciones y responder a todas las interrogantes que se plantean", dijo el director de la FDA, Stephen Hahn.

La cloroquina ya fue aprobada para el tratamiento de la malaria y la artritis, pero no para el coronavirus.
La cloroquina ya fue aprobada para el tratamiento de la malaria y la artritis, pero no para el coronavirus.

Éste señaló además que si bien la FDA está dispuesta a "eliminar todos los obstáculos" para acelerar las innovaciones también tiene la "responsabilidad" de "garantizar que los productos sean seguros y eficaces".

La cloroquina es un medicamento barato que se usa contra la malaria desde hace décadas y es recomendado para las personas que vayan a ir a una zona infectada por el parásito del paludismo, transmitido por los mosquitos.