Irene Rodríguez. 5 octubre, 2020
Esta es la imagen del virus SARS-Cov-2, causante de la covid-19, ingresando a células. Imagen: Elizabeth Fischer, Unidad de Microscopia NIH/NIAID
Esta es la imagen del virus SARS-Cov-2, causante de la covid-19, ingresando a células. Imagen: Elizabeth Fischer, Unidad de Microscopia NIH/NIAID

El Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) admitió la posibilidad de que el nuevo coronavirus pueda transmitirse “a veces”, mediante aerosoles o partículas aerosolizadas que quedan suspendidas en el aire después de que un enfermo tose o estornuda.

Así lo señaló, por primera vez, el CDC al presentar este lunes una actualización de su guía sobre cómo se da la transmisión del SARS-CoV-2, virus causante de la covid-19.

“Algunas infecciones pueden esparcirse a través de pequeñas gotas o partículas que pueden sostenerse en el aire entre minutos y horas.

"Estos virus pueden ser capaces de infectar a personas que se encuentran a más de dos metros de distancia de la persona infectada, incluso aún después de que esta haya abandonado el lugar”, cita el reporte del CDC.

Y añade: “esto se conoce como transmisión por aerosol y es una forma importante de transmisión para enfermedades como tuberculosis, sarampión y varicela”.

“Hay evidencia de que, en ciertas condiciones, personas con covid-19 pudieron haber infectado a otras que estuvieron a más 1,8 metros de distancia. Esto ocurrió en espacios cerrados con poca ventilación. En algunas ocasiones, la persona estaba respirando fuerte, como por ejemplo, al cantar o hacer ejercicio”, subrayan los científicos.

A esto se une una carta enviada este lunes por seis científicos especialistas en virología y partículas aéreas a la revista Science. En ella, se le pide dar importancia estas partículas.

“Individuos con covid-19, muchos de los cuales no tienen síntomas, despiden miles de aerosoles y menos gotas grandes cuando están respirando o hablando. Deberíamos prestarle más atención a los aerosoles”, indica la misiva.

Este tipo de transmisión es una de las razones por las cuales se recomienda el uso de mascarillas, especialmente en lugares cerrados y poco ventilados.

Antes de esto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya había admitido la posibilidad (aunque no ahondó en cuan probable sea) de este tipo de transmisión.

Esto ocurrió en julio pasado, luego de que 239 científicos entre virólogos, especialistas en estudio de partículas aéreas, médicos y biotecnólogos, entre otros, firmaran una carta pidiendo a la institución reconocerlo.

¿Qué quiere decir esto? ¿Cambia en algo la forma como debemos cuidarnos?

Paso a paso

De primera entrada, la enfermedad causada por este tipo de transmisión no implica que vaya a darse un cuadro más grave o más leve. La enfermedad es la misma, lo que varía es la forma como se infecta una persona.

Para entender cómo sucede el contagio con aerosoles debemos entender primero cómo actúan los virus respiratorios.

Un virus ingresa al cuerpo humano a través de las mucosas de los ojos, nariz o boca. Para ello se requiere que una persona infectada con el virus lo exponga a una persona sana.

Dos de los síntomas más comunes de estos virus son la tos y los estornudos, ambos despiden saliva y esta saliva contiene gotas con miles de copias del virus.

Estas gotas de saliva también pueden salir a través de hablar, cantar o gritar. Cantar o gritar liberan más saliva que hablar.

La OMS y especialistas en infectología e inmunología coinciden en que la forma principal de transmisión es a través de gotas o gotículas de saliva.

Cada vez que una persona con el virus tose o estornuda, las gotículas más grandes viajan aproximadamente un metro y luego caen.

Si la persona sana se encuentra cerca de la enferma, muy posiblemente entre en contacto con la saliva que sale despedida de esta última.

No obstante, hay otras partículas más pequeñas y livianas que podrían quedarse suspendidas más tiempo en el aire, y llegar a personas que estén a mayor distancia, o, que una persona camine poco tiempo después de ese estornudo o tos y, al respirar, entre en contacto con el virus y lo inhale.

“Es como un rocío. Cuando usted toma un aerosol, como un desodorante o un insecticida y lo acciona ve que hay partículas, como una espcie de rocío que quedan suspendidas en el aire, es así”, manifestó en una entrevista anterior la infectóloga pediatra María Luisa Ávila.

¿Qué es la transmisión por aerosoles?

Aunque el principal modo de contagio siguen siendo las gotas de saliva, hay otras partículas más pequeñas que podrían infectar.

FUENTE: NATURE, OMS, MEDLINEPLUS, MARÍA LUISA ÁVILA, INFECTÓLOGA    || INFOGRAFÍA / LA NACIÓN.

Los especialistas indican que esta transmisión se da, mayoritariamente, en condiciones muy específicas. Dentro de estas condiciones están:

1- Espacios cerrados sin suficiente ventilación, en donde las puertas y ventanas están cerradas o no hay ventanas del todo.

2- Se está durante más de 15 minutos en contacto cercano con personas que no son de la burbuja social. En estos casos, el uso de mascarillas disminuye el riesgo, aunque no lo desaparece.

3- Hay eventos masivos. No es necesario que haya una gran cantidad de personas en el lugar cerrado, con una persona con la enfermedad y una sana basta, aunque el riesgo sí aumenta en sitios hacinados con muchas personas.

¿Cuánto tiempo dura el virus en el aire? Depende de muchos factores, en un lugar al aire libre el tiempo es mucho menor a un lugar cerrado sin circulación de aire. Los lugares cerrados, pero con puertas y ventanas abiertas tendrían un riesgo intermedio. También la humedad del lugar influye: a más humedad, menos riesgo.

¿Cómo minimizar mi riesgo de contagio?

Las recomendaciones de los especialistas para minimizar el riesgo de contagio por aerosol son las siguientes.

- Mantenga distancia física con las personas que no viven con usted. Al menos 1,8 metros. Esa sigue siendo la principal regla.

- Evite las aglomeraciones. Si no puede evitarlas, use mascarilla.

- Procure no ir a lugares cerrados y con poca ventilación de aire.

- Si usted ya está en un lugar cerrado, abra puertas y ventanas para mejorar la circulación del aire.

- Evite conversaciones de más de 15 minutos con personas que no son de su burbuja social. Si debe hacerlo, busque un lugar abierto y prefiera utilizar mascarilla o careta.

Las otras formas de contagio

Los aerosoles no son la única forma de contagio, y, hasta el momento no serían la principal, por lo que también deben tomarse en cuenta estos otros datos.

La forma principal de transmisión, según lo estudiado hoy, es a través de las gotas o gotículas de saliva que salen despedidas de la boca o nariz del portador. El virus ingresará en otra persona tiene contacto con las mucosas de ojos, nariz o boca.

Estas gotas miden de 5 a 10 micrómetros y usualmente no viajan más allá de dos metros antes de caer al suelo; pero si la otra persona está a una distancia menor es posible que el virus sí entre en contacto con las mucosas de su cara y pueda ingresar.

Los especialistas del CDC advierten, sin embargo, que en un mismo espacio se podría dar transmisión por aerosol y por otras formas al mismo tiempo, y que algunas personas se contagiaran de un modo y otras de otro en un mismo lapso y lugar.

FUENTE: OMS, OPS, MINISTERIO DE SALUD, CCSS, CDC, MARCELA HERNÁNDEZ, INFECTÓLOGA, CRISTIAN MARÍN, VIRÓLOGO   || WILLIAM SANCHEZ, ÉDGAR JIMÉNEZ E IRENE RODRÍGUEZ / LA NACIÓN.

Los fomites: ¿qué pasa si el virus cae en objetos?

CDC reconoce una tercera forma, aunque no tan eficiente, de transmitir el SARS-CoV-2.

¿Qué pasa si una persona con covid-19 estornuda o tose encima de una mesa o mueble? Partículas con el virus caerán allí.

Si poco tiempo después otra persona toca esa superficie, no se lava la manos y luego se las lleva a sus ojos, nariz o boca, podría enfermar.

Esto se llama transmisión por fomites.

“Este virus tiene capacidad de subsistir en superficies. Sin embargo, no se sabe cuánto tiempo porque solo se ha probado en condiciones controladas de laboratorio. Sin embargo, es difícil que esta sea la forma principal de infección”, destaca la guía.

¿Transmisión por animales?

De acuerdo con el CDC, la covid-19 sí podría transmitirse de personas animales en algunas situaciones. Sí se han dado reportes de casos en algunos lugares del mundo, especialmente hacia perros y gatos.

El informe también señala que el riesgo de que un animal contagie a un humano se considera bajo.