Por: Andrea Solano B. 3 enero, 2015

Las células grasas que forman el tejido adiposo bajo la piel constituyen un escudo protector contra infecciones bacterianas, reveló una investigación publicada en la revista Science .

Un equipo de especialistas de la Escuela de Medicina de la Universidad de California en San Diego (UCSD), halló que las células grasas subcutáneas –llamadas adipocitos– producen moléculas antimicrobianas que ayudan a la piel a defenderse de bacterias invasoras y otros microorganismos patógenos.

El estudio fue hecho en la Universidad de California. | TING-LI WANG/NYT
El estudio fue hecho en la Universidad de California. | TING-LI WANG/NYT

Una de las bacterias más comunes causantes de infecciones en la piel y los tejidos es la Staphylococcus aureus.

“Anteriormente se creía que una vez que la barrera de la piel se rompía, era responsabilidad total de los glóbulos blancos proteger al organismo de desarrollar septicemia”, declaró el dermatólogo Richard Gallo, de la Escuela de Medicina de la UCSD y principal investigador.

Sin embargo, a estas células especializadas en combatir infecciones (neutrófilos y monocitos) les toma tiempo llegar al lugar donde se produjo la herida y, por tanto, las células grasas ofrecen una respuesta más inmediata a la propagación bacteriana.