Irene Rodríguez. 20 enero
Estos son parte de los equipos que se tienen en una unidad de cuidado intensivo para tratar a los pacientes con covid-19 en un hospital público. Fotografía: María Matamoros/ HNN
Estos son parte de los equipos que se tienen en una unidad de cuidado intensivo para tratar a los pacientes con covid-19 en un hospital público. Fotografía: María Matamoros/ HNN

La tarde de este miércoles, los hospitales de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) tenían libres 22 camas de cuidados intensivos críticos, según un informe remitido cerca de las 4:30 p. m.

En esas unidades se atiende a los pacientes con mayores complicaciones y que tienen en mayor riesgo su salud y su vida.

En estas UCI hay 80 camas ocupadas y otras siete están bloqueadas. Esto representa una ocupación del 78% de las que están habilitadas.

Una cama puede estar bloqueada por la atención de pacientes que requieren aislamiento por presencia de microorganismos altamente peligrosos o porque se realiza algún tipo de desinfección especial en el área.

En las UCI severas, donde están pacientes que no están tan graves ni con tantas complicaciones, hay 148 ocupadas, 89 libres y tres no disponibles. Es decir, hay un 58% de ocupación.

Esto presenta un avance desde el informe pasado, emitido la tarde del lunes, cuando la ocupación de UCI crítica era del 83% y de UCI severa del 62%.

En el Hospital Nacional de Niños las cinco camas de UCI están libres y ninguna está bloqueada, por lo que la ocupación es del 0%.

Si se toman en cuenta todas las camas de UCI, la ocupación es del 63%: hay 217 camas en uso, 120 disponibles y 12 que no están disponibles.

El lunes pasado, la ocupación total era del 68%, con 231 camas en uso, 111 disponibles y 12 “bloqueadas”.

Mayor saturación

Hay cuatro hospitales donde no hay una sola cama de UCI crítica: el Centro Especializado de Atención para Covid-19 (Ceaco), el Hospital Max Peralta en Cartago, el San Rafael de Alajuela y el Enrique Baltodano en Liberia.

En el Hospital San Rafael de Alajuela tampoco hay espacio en UCI severa.

La CCSS aclara que estos números son muy cambiantes pues responden a la dinámica de la enfermedad. Hay pacientes que pueden mejorar y salir de la UCI, con lo que dejarían su espacio para otra persona. Pero también pueden complicarse y pasar de severo a crítico, o fallecer.