4 febrero, 2016

"Podemos estar seguros que con nuestro programa de sangre segura para donaciones no le estamos poniendo a los pacientes sangre infectada".

Así, María Eugenia Villalta, gerente médica de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) salió al paso de las dudas sobre la posibilidad de contagio del virus del Zika a través de trasfusiones de sangre.

Villalta aseguró que el país cuenta con un programa en el que, antes de donar sangre, a cada persona se le aplica un cuestionario y se le realiza un examen de sangre para descartar posibles infecciones con cualquier virus o bacteria.

"La CCSS cuenta con un programa de donación de sangre segura. ¿Qué significa esto? Es un cuestionario que se le pasa al donante en busca de factores de riesgo para ver si aceptamos o no la sangre que nos van a donar", aseguró Villalta.

"Dentro del cuestionario que se le pasa a cada donante se le indaga si tiene fiebre y ese es un factor de rechazo importante en caso de que tengan enfermedades infecciosas. Cuando una persona tiene fiebre es criterio de que tiene virus o tiene una bacteria. Entonces por esa razón se hace un rechazo temporal de la sangre de ese donador", añadió la jerarca.

Además cada muestra de sangre se somete a un análisis riguroso.

Jubilación de 5.000 donantes de sangre pone en apuros a CCSS
Jubilación de 5.000 donantes de sangre pone en apuros a CCSS

"Algo muy importante es que se le hace un hemograma. ¿Qué significa esto? Se le hace un examen de sangre, se hace una cuantificación de las células y en este hemograma se determina si este donador tiene infección o no. Si tiene infección no se acepta la donación o se descarta la muestra".

La preocupación surge luego de que Brasil confirmara dos casos de infección por el zika después de una transfusión sanguínea.

Como parte de las medidas para evitar contagios de este tipo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) desaconsejó el donar sangre en quienes viajaran a lugares donde el zika está presente. Ademas, países como Reino Unido y Canadá están pidiendo a quienes viajen a países donde el zika está presente, abstenerse de donar sangre de 21 a 28 días después de su regreso.

Villalta recordó que la principal forma de contagio del zika es a través de la picadura de un mosquito Aedes aegypti infectado con el virus, por lo que eliminar cualquier criadero posible es vital para ganar la lucha contra la enfermedad.