Irene Rodríguez.   20 agosto
Las pruebas de detección rápida del VIH miden el nivel de anticuerpos en sangre. Si esta resulta positiva, la persona será sometida a una prueba Elisa, que busca antígenos (fragmentos de proteína) en sangre. Este otro examen (que era el que se realizaba anteriormente de primera línea) es más sensible, pero sus resultados toman más tiempo. Fotografía Archivo LN

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) anunció que las personas que se realizan una prueba para saber si tienen VIH (virus de inmunodeficiencia humana, causante del sida) pueden tener su resultado en cuestión de tres días, menos de la mitad del tiempo en el que anteriormente se daba.

De acuerdo con un comunicado de prensa, la institución realizó el año pasado 400.000 pruebas de detección temprana.

Esta prueba rápida incrementa la detección temprana del VIH en las personas sexualmente activas y acorta los tiempos en la entrega de los resultados, explicó Gloria Elena Terwes Posada, coordinadora del programa de normalización del VIH y de las infecciones de transmisión sexual de la CCSS.

“Entre más temprano las personas se realicen la prueba de tamizaje podrán conocer en qué situación están, y las personas infectadas más rápido podrán vincularse con los servicios de salud especializados. Y aquellas que no lo están podrán tomar las medidas de protección para no infectarse", comentó la especialista.

#related
La prueba

Esta prueba mide los anticuerpos en sangre. Si resulta positiva, la persona será sometida a la tradicional prueba Elisa (la que usualmente se utilizaba como primer diagnóstico). La Elisa (ensayo por inmunoabsorción ligado a enzimas, por sus siglas en inglés) busca antígenos (pequeñas partes de proteínas). Este examen tiene una mayor sensibilidad, pero el análisis de sus resultados demora más tiempo.

La doctora Terwes insistió en que cualquier persona puede realizarse estas pruebas de forma gratuita, independientemente de su edad o condición de aseguramiento.

Las personas con conductas sexuales de riesgo, como quienes tienen varios compañeros sexuales, no utilizan protección o realizan prácticas de sexo anal sin protegerse, tienen un riesgo mayor y deberían con más razón hacerse esta prueba.

“Cabe insistir en que la confidencialidad en salud es muy importante y en el tema VIH es mayor el cuidado que se tiene”, puntualizó la experta.

En comunicado de prensa, la CCSS subrayó que la Institución tiene profesionales de trabajo social, enfermería, psicología y medicina, muy capacitados para orientar y ayudar emocionalmente a los pacientes, además ofrece material para que las personas lleguen más informadas al servicio de salud para solicitar la prueba.

El VIH en Costa Rica

En nuestro país, datos de ONUSida difundidos en julio pasado señalaron que hay unas 15.000 personas con este virus y por año se dan unas mil infecciones nuevas.

La situación es preocupante porque entre 1990 y el 2018 los casos nuevos por año se han duplicado. Esto no es del todo malo, pues indica que hay mejores métodos de detección. No obstante, también es señal de que las prácticas sexuales de riesgo continúan en Costa Rica.