Por: Irene Rodríguez 24 septiembre, 2015

Gran parte de los trabajos exigen pasar largas horas detrás de una pantalla de computadora.

Nada sustituye a la actividad física, pero si usted cambia de posición mientras está sentado o se mueve, ayudará a su cuerpo. | XU.HE
Nada sustituye a la actividad física, pero si usted cambia de posición mientras está sentado o se mueve, ayudará a su cuerpo. | XU.HE

Cuando eso pasa y no se hace ejercicio fuera del horario laboral, se sufren consecuencias negativas para la salud, como sobrepeso y mayor riesgo de padecer diabetes e hipertensión.

Como alternativa, diversos especialistas señalan que durante las horas en las que se permanecerá sentado, las personas deben buscar estirarse y caminar en los alrededores del lugar, para así mantener el cuerpo con una mayor actividad.

Si su puesto no le permite ni siquiera eso, un nuevo estudio de la Universidad de Leeds (Inglaterra) le da una posible solución: al menos intente cambiar de posición de vez en cuando; esto al menos evitará la pasividad de sus músculos.

El reporte, publicado en la revista Journal of Preventive Medicine, indica que, aunque esto no sustituye los 30 minutos al día de actividad física que se aconsejan, sí contrarrestan los eventuales efectos negativos.

“En la sociedad moderna podemos pasar hasta 15 horas sentados, es mucho más que el tiempo que incluso pasamos durmiendo. El cuerpo humano está hecho para estarse moviendo y, si mientras estamos sentados permanecemos estáticos, los daños pueden ser mayores”, comentó Gareth Hagger-Johnson, uno de los autores del estudio.

Los resultados. La investigación tomó en cuenta las respuestas de 14.000 personas en ocho países, y halló que quienes se mueven y cambian de posición en sus asientos mientras permanecen sentadas, tienen mejores niveles de colesterol y triglicéridos que los que pasan sentadas sin siquiera moverse. Los grupos de estudio fueron dos: las personas que se mantienen físicamente activas y las más sedentarias. A cada miembro se le midieron sus niveles de colesterol y triglicéridos.

Posteriormente, se compararon los resultados entre quienes se mueven y cambian de posición mientras están sentados y los que no lo hacen, y se pudo comprobar que aquellos que sí cambian de posición en su asiento regularmente, poseen una mejor salud.

“Necesitamos hacer más estudios. Eso sí, las personas aún deben buscar unos 30 minutos al día para hacer ejercicio”, insistió Hagger-Johnson.

Etiquetado como: