Irene Rodríguez. 8 julio, 2011
 Virginia Montero es una experta local en Helicobacter pylori. | ARCHIVO
Virginia Montero es una experta local en Helicobacter pylori. | ARCHIVO

Tener la bacteria Helicobacter pylori en el organismo –relacionada con el cáncer de estómago y otros problemas digestivos– podría proteger contra el asma.

Así lo señala un estudio hecho en ratones por la Universidad de Zúrich (Suiza) publicado en el Journal of Clinical Investigation .

El reporte sugiere que el uso de antibióticos contra dicha bacteria puede ser causante del aumento de crisis de asma en Europa.

Esta bacteria está en el organismo del 80% de los ticos, pero menos del 10% de las personas presenta una infección, que puede ir desde un malestar hasta el cáncer.

La investigación. Para llegar a estas conclusiones, los científicos infectaron ratones con la bacteria: a unos, a los pocos días de nacidos, y a otros en su vida adulta.

Los ratones infectados al inicio de su vida generaron mayor resistencia a los ataques de asma.

“Una infección temprana hace que las llamadas células T proliferen y esto ayuda a suprimir el asma”, dijo en un comunicado Anne Muller, una de las investigadoras.

Reserva. Según el cirujano gástrico costarricense Sergio Con, aunque ya son varias las investigaciones que sugieren una relación entre la bacteria y la protección contra las alergias, no es conveniente eliminar el tratamiento con antibiótico a las personas infectadas por esta bacteria.

“La erradicación de la bacteria Helicobacter pylori es beneficiosa para curar úlcera gástrica y duodenal y para la prevención del cáncer de estómago. Esta erradicación se debería realizar de acuerdo a las guías de tratamiento, independientemente de si las personas son asmáticas o no”, dijo a La Nación .