Irene Rodríguez.   4 septiembre, 2020
La hipertensión es una de las enfermedades crónicas más comunes. El mantener altos niveles de presión arterial es un factor que aumenta el riesgo de complicaciones mayores en quienes tienen covid-19. Fotografía: Shutterstock

Una enfermedad crónica que no se encuentra bajo control presenta un riesgo de complicaciones graves en quienes se infectan de covid-19.

Estas complicaciones pueden provocar dificultades respiratorias mayores, inflamaciones pulmonares que impliquen hospitalización y, en los casos más graves, el uso de respiradores, afecciones en el hígado, riñones y corazón, entre otros.

Desde el inicio de la pandemia se ha hablado de factores de riesgo como hipertensión, diabetes, obesidad y enfermedades respiratorias, males cardíacos o cáncer y de cómo estos pueden significar una evolución más grave de la enfermedad.

¿Cómo afectan estos factores de riesgo? En su conferencia de este viernes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo un repaso sobre cómo influyen.

“Las posibilidades de tener complicaciones graves por covid-19 aumentan siete veces en personas con obesidad”, apuntó Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

En quienes tienen hipertensión, diabetes, cáncer o males cardíacos o respiratorios, el riesgo de gravedad es de dos a cuatro veces mayor, dependiendo de las diferentes poblaciones donde se ha estudiado.

Por su parte, quienes fuman tienen un riesgo 1,5 mayor de estas complicaciones.

“La pandemia nos recuerda la importancia de combatir estas enfermedades crónicas y sus factores de riesgo”, aseveró Adhanom Ghebreyesus.

Los especialistas recalcan que esto se da, en la mayoría de los casos, en quienes no tienen su enfermedad controlada, ya sea porque desconocen que la tienen, no tienen acceso al tratamiento o, porque no toman sus medicamentos ni llevan la alimentación que les recomendaron.

En cambio, señalan, quienes sí tienen su factor de riesgo controlado tienen mucho menor riesgo de morir.

¿A qué se debe? Guiselle Guzmán, jefa del área de salud colectiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), expresó que el hecho de no tener las enfermedades controladas produce inflamación en diferentes células, y que la covid-19 también es una enfermedad inflamatoria.

De ahí, dice la funcionaria, que mantener los tratamientos y hacerse los chequeos necesarios en caso de sospechas es vital.

“El riesgo de una persona con una enfermedad bien compensada no va a ser cero porque nadie tiene riesgo cero, pero sí será mucho menor”, expresó.

#related

En Costa Rica

Los datos dados este viernes por la OMS, coinciden con los dichos anteriormente por la Caja.

Información brindada el pasado 28 de junio arrojó que, de quienes habían necesitado una cama de cuidados intensivos entre el 16 de marzo y el 27 de junio, 48% padecía hipertensión arterial; 34%, tabaquismo; 31%, obesidad; 30%, diabetes y 12% dislipidemia, es decir, concentración elevada de colesterol o triglicéridos.

Además, 11% de los pacientes padecía asma, 4% cáncer y 1% VIH.

Esto también es un llamado a las personas con estos factores de riesgo para cuidar su salud y tomar las medidas para prevenir la covid-19.

Según las estadísticas de la CCSS, 1,1 millones de personas sufren presión arterial alta, 705.000 obesidad, 385.000 son fumadores y 379.000 tienen diabetes.