Irene Rodríguez. 5 agosto
La charla-taller indicará las formas en las que personas con estas enfermedades se comunican y cómo poder acompañar mejor este proceso. Fotografía: freeimages.com
La charla-taller indicará las formas en las que personas con estas enfermedades se comunican y cómo poder acompañar mejor este proceso. Fotografía: freeimages.com

Enfrentar una noticia como un diagnóstico de cáncer nunca es fácil. Es sumamente complicado para el paciente y para las personas que están a su alrededor. Al no saber cómo manejar el tema, pueden cometerse errores que, sin intención, hieren a quien recibió la noticia y a quienes se relacionan con él.

“Aprender a hablar de esto es importante. Hablar de las enfermedades y de la posibilidad de la muerte, o de las dificultades que una enfermedad puede presentarnos es difícil. Huimos, no nos gusta. No sabemos ni cómo poner en orden las emociones.

"Pero sí es necesario hablarlo, y saber cómo hablarlo con un familiar o un amigo que pueda estar en estas situaciones”, comentó la psicóloga Marggie Rojas, quien durante años ha acompañado a personas con cáncer u otras enfermedades potencialmente mortales y a sus familiares.

¿Cómo apoyar mejor a estas personas? ¿Cómo hablar con ellas? ¿Cómo tratarlas? ¿Cómo reaccionar si soy yo quien reciba esta noticia y ve reacciones constantes de las personas alrededor? Este es el tema que Rojas tratará en una charla-taller el próximo miércoles 8 de agosto en el Tennis Club.

“Muchas personas piensan ‘¿y ahora de qué le hablo?’, ‘¿lo sigo tratando o hablando igual que antes o hay cambios?’, ‘¿lo busco o espero a que me busque?’ En resumidas cuentas, lo que vamos a ver es cómo aquí, en vida yo puedo ayudarle a esa persona para que se sienta bien? ¿Cómo puedo aportar un granito de arena para que esa persona se sienta mejor", indicó la especialista.

También se verán los cuidados que estas personas deben tener para sí mismas en el proceso de acompañar la enfermedad. En ocasiones, el paciente no querrá comunicarse o se aislará, en otras, pueden decir frases al calor del momento que podrían resultar hirientes para quienes buscan apoyarlo.

“Son cosas aplicables no solo si se está ante una enfermedad terminal, también hay tumores que no matan a la persona, pero sí le restan calidad de vida durante un tiempo, u otras enfermedades, como la misma diabetes que le cambia la vida a alguna gente. O algunas te hacen llevar una montaña rusa emocional de cuando te dan noticias de que el tumor entra en remisión, pero al tiempo te dicen que ya volvió", enfatizó la psicóloga.

Agudizar el oído para saber cómo hablar

Este día también se explorará el lenguaje, muchas veces simbólico, que utilizan personas con una enfermedad terminal para comunicarse y hacerles saber a sus allegados cómo se están sintiendo o que ya están preparando su despedida.

“Es un lenguaje que yo llamo simbólico, lo utilizan los niños, los adolescentes y algunos adultos. Llega un momento en que, no importa la edad, sentimos que ya se acerca ese momento de morir y queremos hacerle saber a las personas que todo está bien y que queremos que ellos también estén bien. Y saber cómo reaccionar ante eso es importante”, destacó la especialista.

Durante años, Rojas se desempeñó como psicóloga de la Asociación Lucha Contra el Cáncer Infantil y también ha estado en procesos de adolescentes y adultos con esta y otras enfermedades.

“Cuando comencé con este trabajo vi cosas que nunca había visto. De esas para las que la Universidad no te prepara. Cuando yo estudié se veían enfermedades mentales, pero no de cómo las enfermedades físicas afectan la salud mental de la persona y de su círculo cercano. Durante años fui viendo manifestaciones en los niños y en sus padres y hermanos, luego de acompañar estos procesos se van aprendiendo cosas que es bueno compartir”, subrayó Rojas.

Este aprendizaje impulsó a la psicóloga a escribir el libro Lo que los hijos nos enseñan antes de morir, en donde recoge anécdotas y testimonios, así como consejos para las personas.

“Debemos aprender a afinar el oído y abrir los ojos para detectra esos momentos en los que estas personas tratan de hablar y decirnos cosas. Son momentos muy específicos, que pueden durar muy pocos minutos, pero en los que ellos hablan de la muerte o de lo que sienten, o nos dicen que se preocupan de que nosotros que estamos a su alrededor tengamos miedo, tristeza o dolor. En esos momentos, dejen hablar a la persona, escúchela, en ese momento necesitan hablar”, manifestó Rojas.

Para la especialista, lo más importante es, pese a que pueda resultar muy difícil, buscar el momento para conversar del tema.

“El paciente busca protegerse a sí mismo y a su familia para que nadie se siente trista. La familia hace lo mismo, y en ese protegernos nos quedamos sin hablar. Se da como una ‘conspiración del silencio’; todos sabemos lo que pasa, pero nadie habla del tema. Los psicólogos pueden ser un gran aliado para hablar de esos sentimientos, pero también los deben hablar las personas con sus allegados”, destacó la mujer.

Pero para hablar se necesitan herramientas, y por eso es que buscó hacer esta charla-taller, donde las personas no solo escucharán a la expositora hablar, también tendrán la posibilidad de hacer preguntas, evacuar dudas, contar sus anécdotas y realizar ejercicios para mejorar esa comunicación afectiva.

La actividad será este miércoles 8 de agosto a las 5:30 p. m. Tiene un costo de ¢18.000 e incluye un refrigerio y material de trabajo. Para más información puede comunicarse a los números 8421-2038 y 6055-0642.