27 junio, 2006
 Las personas expuestas constantemente a pesticidas, como los agricultores, son más propensas a desarrollar la enfermedad de Parkinson. | ARCHIVO
Las personas expuestas constantemente a pesticidas, como los agricultores, son más propensas a desarrollar la enfermedad de Parkinson. | ARCHIVO

Washington. Reuters. Las personas expuestas durante mucho tiempo a bajos niveles de pesticidas tienen un 70% más de incidencia de la enfermedad de Parkinson que aquellas que no tuvieron gran contacto con los aerosoles para combatir plagas.

El riesgo incluye a granjeros, rancheros y pescadores, reveló un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard publicado en el Annals of Neurology .

La investigación respalda los estudios previos que sugieren que los pesticidas pueden estar ligados al Parkinson, enfermedad que es provocada por la destrucción de células clave del cerebro .

"Los resultados apoyan la hipótesis de que la exposición a los pesticidas es un factor de riesgo para la enfermedad de Parkinson", escribieron los investigadores.

El estudio. Alberto Ascherio, profesor asociado de Nutrición y Epidemiología, y sus colaboradores examinaron los datos del sondeo del 2001 de la Sociedad Estadounidense del Cáncer, realizado entre 143.325 personas. Los investigadores contactaron a aquellas personas que habían informado un diagnóstico de Parkinson.

La Sociedad Estadounidense del Cáncer estaba estudiando los factores de riesgo del cáncer, por lo que se le había consultado a los participantes de la encuesta sobre sus hábitos de consumo, su estilo de vida y la exposición ambiental.

Más de 5.200 hombres y 2.600 mujeres informaron estar expuestos a pesticidas.

Tras realizar un ajuste por edad, sexo y otros factores de riesgo de la enfermedad de Parkinson, los investigadores hallaron un 70% más de incidencia de la dolencia entre ese grupo de casi 8.000 personas que entre quienes no habían dado de cuenta de tal exposición.

Más hombres que mujeres dijeron haber estado expuestos a esos químicos y muchos de ellos eran granjeros, rancheros o pescadores.

Las personas que tenían otros empleos y que dijeron estar en contacto con pesticidas habrían usado en general estos químicos en sus hogares o mientras hacen labores de jardinería.

La exposición a asbesto, químicos, ácidos, solventes, o polvo de carbón o piedra no se asoció con el riesgo mayor de desarrollar la enfermedad.

El Parkinson es una enfermedad sin cura. Comienza con temblores y termina provocando parálisis e incluso la muerte de los pacientes. Se calcula que 6,3 millones de personas en el mundo viven con Parkinson.