Por: Irene Rodríguez 14 mayo, 2015

Mientras su familia se prepara para recibirlos, en el Hospital México el protocolo de recibimiento de estos seis niños ya está listo y probado. De tal forma, los especialistas procuran minimizar los riesgos que puedan tener los pequeños al nacer.

Ya se han hecho dos simulacros de la cesárea para medir tiempos y reacciones, y ya cada uno de los especialistas que atenderá el parto tiene claras sus instrucciones.

De momento, tanto la madre como los niños permanecen en monitoreo constante, por el alto riesgo del embarazo, el bajo peso de los bebés y su prematuridad.

La sala número 19 del Hospital México fue la seleccionada para traer al mundo a este parto séxtuple, que será histórico en el país.

Aunque la madre y los niños no presentan problemas de salud, el parto sí es de muy alto riesgo, dada la prematuridad y el bajo peso de los menores.

La cesárea sería la semana entrante porque no es posible alargarla más, dado que el útero está muy distendido y ya presiona sus pulmones.

Además, los bebés podrían entrar en una competencia por oxígeno y nutrientes que volvería más complicada su supervivencia.

Etiquetado como: