El Universal/ GDA. 13 junio
Según los investigadores, la fuente más grande de ingestión de plástico en todo el mundo es el agua, tanto embotellada como del grifo. Shutterstock
Según los investigadores, la fuente más grande de ingestión de plástico en todo el mundo es el agua, tanto embotellada como del grifo. Shutterstock

Ciudad de México. Cada semana una persona consume en sus alimentos cinco gramos de plástico, cantidad que equivale al peso de una tarjeta de crédito, reveló el estudio “Naturaleza sin plástico: evaluación de la ingestión humana de plásticos presentes en la naturaleza”.

El documento elaborado por la consultora Dalberg, solicitado por la organización Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés) y realizado por la Universidad de Newcastle, Australia, estimó que la población mundial está consumiendo alrededor de 2 mil pequeñas piezas de plástico cada semana.

Eso equivale a aproximadamente 21 gramos al mes, poco más de 250 gramos al año.

La fuente más grande de ingestión de plástico en todo el mundo es el agua, tanto embotellada como del grifo.

Las cantidades del plástico en el agua varían de acuerdo a la región, por ejemplo en Estados Unidos o la India, que duplican la cantidad de plástico en el agua comparados con Europa o Indonesia.

De los alimentos estudiados aquellos con más niveles de plástico son los mariscos, cerveza y sal.

El informe señala que el problema de la contaminación por plástico es universal y afecta directamente al ser humano.

La filtración de plástico en el medio ambiente y la cadena alimenticia ha tenido hasta ahora una respuesta global inadecuada por parte de los gobiernos.

“Estos hallazgos deben ser una llamada de atención para los gobiernos. Los plásticos no solo contaminan nuestros océanos y vías fluviales, acabando con la vida marina, están en todos nosotros y no podemos escapar del consumo de plásticos. La acción global es urgente y esencial para hacer frente a esta crisis”, señaló Marco Lambertini, director general de WWF Internacional.

Lambertini detalló que si bien la investigación está basada en los posibles efectos negativos del plástico sobre la salud humana, este problema debe resolverse atendiendo las causas, como es la contaminación por plástico.

“Para atacar esta crisis, necesitamos tomar medidas urgentes a nivel de los gobiernos, empresas y consumidores, y establecer un acuerdo con objetivos globales para hacer frente a la contaminación por plástico”, dijo.

El estudio “Naturaleza sin plástico: evaluación de la ingestión humana de plásticos presentes en la naturaleza” hace un llamado a los gobiernos a tomar medidas y desempeñar un rol clave para garantizar que, toda la cadena, desde los fabricantes hasta los consumidores, sean responsables y asuman un mismo objetivo: poner fin a la contaminación por plástico. GDA/El Universal/México