Inversión asciende a $1,5 millones provenientes del proyecto BID Turismo

Por: Michelle Soto 4 agosto, 2017
Pensando en los observadores de aves, el proyecto BID Turismo decidió erigir una torre de 18 metros de altura en Caño Negro.
Pensando en los observadores de aves, el proyecto BID Turismo decidió erigir una torre de 18 metros de altura en Caño Negro.

Una nueva torre de observación, que mide 18 metros de altura, permitirá a los visitantes apreciar las más de 300 especies de aves que frecuentan el Refugio Nacional de Vida Silvestre Mixto Caño Negro.

Aparte de esta torre, Caño Negro estrena un centro de visitantes, un atracadero turístico y un sendero terrestre elevado. Todas son obras financiadas por el Proyecto de Fortalecimiento del Programa de Turismo Sostenible en Áreas Silvestres Protegidas, más conocido como proyecto BID Turismo.

La diversidad y abundancia de aves constituyen el mayor atractivo del Refugio de Vida Silvestre Caño Negro.
La diversidad y abundancia de aves constituyen el mayor atractivo del Refugio de Vida Silvestre Caño Negro.

Solo en Caño Negro se invirtieron $1,5 millones (unos ¢862 millones), dinero que se destinó al mejoramiento de la infraestructura; así como a financiar el plan de gestión y uso de muelles municipales en Caño Negro y Los Chiles, también se ayudó a la Municipalidad de Guatuso con su plan de gestión de residuos.

Asimismo, se impartieron talleres de capacitación en temas como turismo sostenible, mercadeo, asesoría legal, liderazgo y emprendedurismo.

A la fecha, el proyecto BID Turismo ha invertido unos $13 millones (¢7.475 millones) en obras de infraestructura dentro de las áreas silvestres protegidas y más de $1,3 millones (¢747 millones) en el mejoramiento de las rutas de acceso a esos parques nacionales y refugios de vida silvestre.

Este año también estrenaron instalaciones los parques nacionales Irazú, Arenal, Corcovado y Cahuita.

A través del proyecto BID Turismo se financió un atracadero turístico para que los visitantes puedan disfrutar de los humedales de Caño Negro.
A través del proyecto BID Turismo se financió un atracadero turístico para que los visitantes puedan disfrutar de los humedales de Caño Negro.